El momento perfecto

Existirá la perfección? ¿Lo ideal? ¿Adecuado? ¿Indicado? Dice por ahí que perfecto es algo que no tiene errores, sin defectos y sin enmiendas. Aquí de todos modos pretendo plantear lo que nos sucede cuando esperamos el momento perfecto para actuar, no de la perfección en sí.

22/11/2018 11:33

Mucho tiempo esperé el momento correcto para hacer que mis ideas se materializaran, siempre esperando a tener la edad correcta, los conocimientos necesarios, la preparación suficiente, la experiencia y seguridad acordes y tantos juicios más.

Mientras en silencio muchos pensamientos me brotaban de la cabeza sin poder salir a la luz. ¿Y si hubiera hablado antes? ¿Qué hubiera perdido? ¿Qué hubiera ganado? ¿Qué hubiera pasado? Eso de seguro que hoy ya no importa.

Después de un tiempo entendí que no existe el momento ideal depositado en un futuro, el momento ideal es ahora.

Ahora es el momento de arriesgar, ahora es el momento de decir, ahora es el momento de hacer aquello que tanto quieres, el ahora es lo que hay aquí, nada más.

El pasado ya pasó y el futuro es incierto, por eso “el hoy es un regalo que llamamos presente”, lo leí alguna vez y me marcó.

Hace un tiempo un amigo, al que estimaba mucho, dejó de existir con sus joviales 27 años. Así de la nada, sin aviso, sin preámbulo, joven audaz y en pareja, construyendo su casita, feliz y contento con la vida que llevaba.

Hacía tiempo que venía “luchando” por todo lo que en su momento tenía, en su infancia había aprendido que la vida es un constante esfuerzo para lograr todo aquello que siempre queremos algún día, pero yo me pregunto y ¿si ese día no llega nunca?

Nos perdemos en miedos creyendo que la vida es infinita y la vida no es infinita, la vida se termina y termina en cualquier momento, para mí y para los demás. No hay tiempo que perder, no hay tiempo que esperar, no es necesario que te pasen cosas o la vida misma para decir: ¡mira si lo hubiera hecho antes!

Un cantante conocido dijo una vez: “la vida es aquello que sucede mientras estás planificando la vida”. Deja de planificar y vive hoy, anímate hoy, sueña hoy y haz realidad tus sueños hoy. Ponete tu ropa más bonita, tus zapatos a estrenar, perfúmate mucho, escribí tu libro, múdate de casa, dejá ese trabajo que no te gusta, cásate, di muchos más “te amos” y “te extraño”, abraza más y perdona más.

No nos asusta la muerte, nos asusta no haber vivido lo suficiente para hacer lo que queríamos esperando el momento perfecto, la idea perfecta, la casa perfecta, el trabajo perfecto. Hazlo hoy, sea lo que sea y se feliz. No hay tiempo perfecto y tampoco tiempo que perder.

Colabora
Natalia de las Nieves
Coach y Terapeuta
Motivacional
En Facebook: Rincón
De Luz y Bienestar
3764-4366593