El recuerdo de una mujer entusiasta, Irma Stella Insaurralde

Su camino fue un recorrido entre plantas y flores, herbarios y enseñanza. A más de tres meses de su ausencia física, destacan su “entrega de conocimientos y generosidad”.

30/09/2018 15:24

Este es el mes de las flores, de las pequeñas y las grandes, de las vistosas y exóticas, de aquellas nativas y humildes pero de escondida rarezas, las que nos traen recuerdos de viajes de recolecciones, de herbarios, de horas de descubrimiento bajo la lupa, de lectura o de anécdotas, de historias de otros paisajes de diferentes tonos de verde, de grandes árboles en montes lluviosos, de enredaderas y epifitas, de hierbas muy pequeñas y orquídeas fabulosas entre las matas de los pastizales. Este es el mes que despiertan estos recuerdos enlazados a una “gran maestra”: Irma Stella Insaurralde.

La licenciada Manuela Rodríguez y el profesor José Radins, redactaron un texto en memoria de Irma, una autodidacta en Taxonomía Vegetal, que desde el año 1964 se desempeñó como encargada de la Sección Botánica en el Museo de Ciencias Naturales de Chaco y bajo la dirección Dr. Augusto Schulz, realizó campañas de recolección de ejemplares vegetales en distintas localidades de esa provincia. Se relacionó con los grandes botánicos argentinos, pioneros en el desarrollo de floras regionales, entre ellos la Dra. Maevia Correa (especialista en Orquidáceas) y la Dra. Nélida Bacigalupo (autora de diversos volúmenes de la Flora Ilustrada de Entre Ríos).

EN EL JARDÍN BOTÁNCO Durante la intervención realizada en este espacio en el Día de la Primavera, se rindió homenaje a una de sus miembros, Irma Insaurralde, de quien se destacó su trayectoria como autora de la Diversidad Florística del Jardín Botánico Alberto Roth, de la ciudad de Posadas (2009) citando alrededor de 300 especies, sus publicaciones de las Orquídeas de Misiones (2007 y 2010) y como una de las fundadoras y primera Presidente de los Amigos Misioneros de las Orquídeas (AMO), creada en 2010. Se entregó en manos de Elisa Echenique una placa recordatoria en memoria de una de las grandes referentes “de nuestra orquideología”.

En Misiones siguió su derrotero junto a los profesores y estudiantes de las primeras promociones de Licenciados en Genética. Contribuyó con la identificación de los especímenes de diversas colecciones y desde 1993 fue integrante del Herbario UNaM (MNES) Facultad de Ciencias Exactas Químicas y Naturales. Se desempeñó hasta su jubilación como auxiliar en la Cátedra de Sistemática Teórica de la carrera Licenciatura en Genética, en la cual integró los equipos de trabajo en cursos de identificación taxonómica e investigación y fue la Presidente Honoraria de las XXXIII Jornadas Argentinas de Botánica, realizadas en Posadas del 7 al 10 de octubre de 2011 .

El legado verde

Insaurralde, quien partió el 20 de junio pasado, realizó numerosas publicaciones, entre ellas la Diversidad Florística del Jardín Botánico Alberto Roth, de la ciudad de Posadas, Misiones (2009), Orquídeas de Misiones (2007) y (2010), Las orquidáceas de la Reserva Biológica de Colonia Benítez- Catálogo Ilustrado (2002), Cleistes ramboi Pabst. nueva especie para la Flora Argentina (Orchidaceae) (2006), coautora de la Contribución al conocimiento de la Flora del Parque Provincial Moconá, Chromosome studies on plants from Paraguay (2001), realizó numerosos viajes recolectando especies y hallando ecosistemas particulares como pajonales higrófilos con la orquídea Cyrtopodium hatschbachii Pabst. Asimismo, dictó conferencias sobre las Orquídeas de Argentina a nivel nacional y fue invitada por el Dr. Salázar Chaves de la Universidad Nacional de México para realizar conferencias y recolecciones.

En el año 2014, se describió una nueva especie de Orchidaceae descubierta en la localidad de Garupá por el profesor José Radins y conjuntamente con el Dr. Gerardo Salázar Chaves (Especialista en Sistemática molecular de Orchidáceas, Departamento de Botánica UNAM, México D.F.) se la dedicaron a Irma Insaurralde por su trayectoria en el estudio de esa familia: la especie se denominó Malaxis irmae Radins & Salazar.

Amiga de las orquídeas

Fue una de las fundadoras y primera presidente de los Amigos Misioneros de las Orquídeas (AMO), creada en 2010, y siempre junto a los demás miembros de la Comisión Directiva y los socios realizaron exitosas y destacadas exposiciones que perdurarán en la memoria de los numerosos coleccionistas de las Orquídeas.

También fue miembro integrante en el Juzgamiento de Orquídeas, Bromelias y Orquídeas Nativas en numerosas ocasiones en la Fiesta de la Flor, realizada en la ciudad de Montecarlo y participó activamente en la elaboración del Proyecto de Juzgamiento de las Orquídeas Nativas de la República Argentina.

Rodríguez y Radins destacaron “su extensa trayectoria académica” y manifestaron que “siempre admiramos su amplio conocimiento de un sinfín de familias botánicas. Así la recordamos… en las consultas de principiantes, estudiantes y profesionales donde nunca dejó de reconocer la especie incógnita y, mientras pronunciaba el nombre en latín, nos contagiaba con esa alegría al observar los pétalos o los estambres de esas florecitas pequeñas e increíbles y recomendaba que esa hermosa plantita por sus hojitas, por sus tallitos, merecía ser llevada y cultivada en nuestros jardines”.

Multifacética

Emocionada, Manuela Rodríguez, agregó que Irma se destacó también por pintar sobre telas, orquídeas hermosas en una camisa y mariposas y helechos arborescentes en manteles y cortinas.

Esto, además de la elaboración de sus “comiditas”. Quienes la conocieron de cerca, atesoran “la famosa torta, infaltable en nuestros viajes de campaña, que disfrutábamos luego de una ardua jornada de recolecciones de plantas”. Sostuvo que Irma fue una persona de gran elocuencia. “A veces nos teñía las tardes de relatos actuales y pasados, de proyectos académicos y preocupaciones familiares desde su marido, “el Amo”, y sus hijos Darío y José.

Maestra, amiga y compañera de viajes teñidos de verde y caminos del interior de “nuestra tierra colorada, de cautivar a los discípulos con tus enseñanzas y de estar atenta a las preguntas como aquella vez que hicimos una excursión con más de 30 investigadores de diferentes partes de país para contarles acerca de las especies de la flora” del Parque Nacional Iguazú cuando finalizaron las XXXIII Jornadas Argentinas de Botánica. Rodríguez agradeció “por haber compartido este hermoso mundo de la botánica y la taxonomía, de aromas y sabiduría, de generosidad y amistad”.