Fiesta Nacional del Dorado. Mal tiempo y polémica en Paso de la Patria

Las condiciones climáticas obligaron a postergar el concurso de pesca embarcada. El lunes se realizó en forma acotada y el equipo ganador fue de Chaco. Los organizadores no cumplieron con lo establecido en el reglamento en lo referente al sorteo de los premios y hubo quejas de los pescadores.

23/08/2018 10:18

Con 477 equipos inscriptos, se realizó en la localidad de Paso de la Patria la 55º Fiesta Nacional del Dorado. Esta edición estuvo marcada por algunas polémicas y fundamentalmente por el mal tiempo, que obligó a postergar la pesca embarcada el domingo debido al viento, lluvia e intenso frío.

Finalmente el lunes los pescadores partieron en busca del Tigre de los Ríos y al cabo de tres horas de pesca, un equipo Fontana, Chaco, se consagró campeón con cuatro capturas. Pero la gran consagración en la Fiesta fue para Mariela Aldana Cataldo, que volvió a la ciudad bonaerense de Campana con tres trofeos, ya que fue la dama mejor clasificada, pescador foráneo mejor clasificado y capturó la pieza mayor, un dorado de 86 centímetros.

El domingo al amanecer, los pescadores hicieron caso omiso al intenso viento y los negros nubarrones que rápidamente cubrieron el cielo y se concentraron en la zona de la Playa Pelícano, lugar previsto para la partida. Cuando faltaba media hora para el inicio de la competencia, comenzaron a circular los primeros rumores sobre una inminente suspensión del torneo. La decisión fue comunicada al filo de las 9.00 cuando la lluvia ya era intensa y el viento no cesaba en su intensidad.

Más tarde se resolvió que la competencia postergada se acortaría en dos horas: de 10 a 13 del lunes, de manera tal que a media tarde se pudiera realizar la entrega de los trofeos en la Carpa de los Pescadores.

La decisión de pasar el torneo para el día lunes, sumado a las malas condiciones del tiempo hizo que menos de la mitad de los inscriptos fueran de la partida. A las 10 ya era evidente que la lluvia estaría presente durante la competencia, pero inesperadamente se sumó una tormenta eléctrica y en algunos sectores de la cancha los pescadores sufrieran la caída de granizo, aunque no de tamaño considerable.

Después de tres intensas horas de pesca, Amado y Armando Matías Penayo junto al local Marcial Encina (equipo 121) fueron los mejores al sumar 256 puntos con los cuatro dorados que pescaron en las tres horas de competencia. Fueron escoltados por Darío Luis Kiverling, Juan Pablo Abujall y Kevin Daniel Fortuny, de Resistencia, que capturaron tres ejemplares y alcanzaron 174 puntos. El último escalón del podio fue para los locales Isidro Revolero y Luis González, que pescaron junto al formoseño Miguel Insfrán (Clorinda), que sacaron dos dorados que sumaron 145 puntos.

Más atrás se ubicaron los santafesinos de Villa Minetti, Martín y Luis Sbrola, juno al paseño Evaristo Sena, que también sacaron dos dorados pero de menor porte y alcanzaron los 135 puntos. El último equipo en llevarse su trofeo fue el de los bonaerenses Alberto Cabral y Miguel Copez junto al local Emilio Candia, que pescaron dos dorados que les otorgaron 127 puntos.

En las tres horas de pesca se capturaron apenas 40 ejemplares, una cantidad baja si se tiene en cuenta que participaron de la competencia alrededor de 150 embarcaciones, un 30% de los inscriptos. La deserción se debió a las condiciones climáticas y a que muchos participantes tuvieron que regresar el domingo a sus ciudades por cuestiones laborales, lo cual les impidió participar.

En la noche del viernes habían comenzado las actividades culturales y el sábado se realizó la elección de la Reina del Dorado. Andrea Oriana Almirón, de 20 años, sucedió en el trono a Selene Bublitz; y será secundada por las princesas Maira Cuva Cainzo y Cynthia Balmaceda.

Noche polémica
Pese a la claridad con la que fue redactado el reglamento que establecía las modalidades de pesca, motivos de descalificación de los concursantes y otras cuestiones, en la cena de los pescadores, el domingo, hubo polémica porque la organización fue la que violó la norma que ellos mismos habían redactado apenas unos meses antes.

Después de la entrega de una serie de premios de escaso valor económico, se inició el sorteo para adjudicar a los pescadores participantes dos embarcaciones y un automóvil cero kilómetro. En el Articulo 7 del reglamento se estableció que “si no se encontrara presente al menos un integrante del equipo sorteado, se procederá inmediatamente a un nuevo sorteo”.

La lancha Pacú 450 equipada con un motor fuera de borda de 25 HP fue para el equipo 225, encabezado por Daniel Amarante. Después de escasos minutos de espera y ante la ausencia de algún integrante del equipo, los organizadores volvieron a sortear la embarcación, tal como marca el reglamento; y el premio fue para tres pescadores de San Luis del Palmar.

El Trakker con motor 40 HP correspondió al equipo 354, de la barra pesquera Piraña, de la Provincia de Buenos Aires. Después de esperar varios minutos, la locutora dijo que el número correspondía a la barra pesquera “Piraña”, de Provincia de Buenos Aires. Uno de los integrantes de esa barra fue hasta el escenario y alegó que los comprobantes estaban en la lancha y necesitaba algunos minutos para presentarlo, cuando alcanzaba con presentar el DNI y demostrar que era un integrante del equipo 354. Pese a la rechifla general, los organizadores aguardaron casi 20 minutos que llegara alguno de los pescadores adjudicatarios del premio, cuando correspondía un nuevo sorteo, tal como se había fijado. Para ese entonces ya estaba claro que los integrantes del equipo ya se habían retirado a descansar.

Si bien no hubo incidentes, la fiesta dejó de ser tal y muchos de los pescadores se retiraron del salón molestos y quejándose de la falta de transparencia. Un punto a mejorar para el próximo año.