Debajo de los escombros apostó a la vida

El atleta Alejandro Mirochnik tomó el ascensor para concurrir a su trabajo, en el quinto piso de la AMIA, cuando se produjo el atentado terrorista. A punto de cumplirse 25 años de la tragedia y gracias a un programa de la asociación, recorre las provincias para dar su testimonio de superación. “Los chicos deben saber que pasaron cosas horribles hace pocos años”, dijo apuntando a rescatar la memoria.

07/07/2019 16:07