Guardaparques avanzan con la redacción de su propio estatuto

Son 120 en Misiones. La tarea que realizan no puede subsumirse en el régimen del empleado público. La Agumis espera aprobarlo este año, previo llamado a elecciones •

07/01/2016 00:00

Los 120 guardaparques provinciales que tienen a su cargo el resguardo de un millón de hectáreas protegidas en Misiones avanzan en la redacción del estatuto que contemplará las particulares condiciones del régimen laboral que demanda la actividad, y que no puede subsumirse al de los empleados públicos en general. En este marco, el próximo 16 de enero realizarán el tercer taller participativo para avanzar en el estudio de un régimen jubilatorio especial que integrará el documento final. En dos talleres anteriores analizaron otros temas como el escalafón y la problemática de género y familia, ya que el objetivo es pulir el proyecto que será elevado a la Legislatura provincial para su aprobación “con el mayor consenso posible y la mayor legitimación”, según explicó el presidente de la Asociación de Guardaparques de Misiones (Agumis) Diego Ciarmiello. La Asociación también llamó a elecciones de autoridades para el 16 de febrero, por lo que los guardianes del monte deberán decidir en este lapso quiénes los representarán, ya que la actual conducción no irá por la reelección. El trabajo de la elaboración del estatuto será, por ello, doblemente trascendente, ya que deberá reflejar las luchas que llevaron adelante hasta el momento, tanto las referidas a la situación laboral y defensa de los trabajadores, como a la defensa del monte y la biodiversidad. Un trabajo muy particularCiarmiello explicó que las particulares condiciones en las que los guardaparques prestan servicios hacen imposible someter la tarea al escalafón administrativo. “Los guardaparques hacemos guardia quince días corridos y hace diez años el lapso era de veinte o veinticinco días en el monte. La tarea propia del guardaparques incluye el control y vigilancia ecológicos; las recorridas y patrullas; la exposición a la inseguridad, ya sea por las características del entorno como por la presencia del delito ambiental en los parques con cazadores y tráfico de fauna…  aspectos que hacen a la necesidad de un régimen especial”. De allí que “la lucha por el Estatuto y el régimen jubilatorio especial se justifique”, señaló. En este último aspecto, refirió que todos los regímenes de guardaparques en el país y el resto del mundo contemplan la jubilación tras 20 o 25 años de servicio “considerando que nuestro sistema de guardias hace que excedamos las horas obligatorias y horas extras previstas en cualquier otro régimen, a lo que hay que sumarle el aislamiento y las características del entorno natural”.De todas maneras “la mejor propuesta va a ser la que salga por consenso en el taller del 16. La idea es que se pueda avanzar este año en una jubilación especial para los compañeros que ya están con los años de servicio cumplidos, a la vez de incluir posteriormente el régimen jubilatorio en el propio estatuto”, señaló. Las madres del monteLa maternidad entre las guardaparques mujeres también se convierte en un problema por la carencia de un estatuto que contemple esta particular situación. Es que cuando tienen familia, las mujeres deben abandonar la guardia activa para pasar a cumplir funciones en alguna delegación de la Dirección de Bosques, con un horario “normal” pero perdiendo casi el 50% del salario. Ciarmiello aseguró que hay unas veinte mujeres en esta situación, a todas luces injusta. “La guardaparques que se convierte en madre se precariza como trabajadora, y justo en el momento que más necesita” explicó el dirigente. Lo mismo pasa cuando tienen que tomarse vacaciones obligatorias y pierden los adicionales que corresponden a las guardias, con una rebaja considerable del sueldo. Beneplácito prometedorEn 2015 la Legislatura provincial aprobó el beneplácito por la tarea de los Guardaparques en la redacción de su propio estatuto que reglamentará la Ley de Creación de este cuerpo. El apoyo de todo el arco político y del presidente de la Legislatura “significa un reconocimiento a un trabajo serio que no tiene parangones, porque no sale de una mesa chica sino del aporte de todos los guardaparques involucrados”. Por ello, entienden que este año, cuando se reinicien las sesiones, el estatuto será aprobado. Las elecciones, en febrero El guardaparques Diego Ciarmiello es presidente de la Asociación de Guardaparques de Misiones desde el año 2006, entidad que a lo largo de los años logró visibilizar la tarea de los guardianes del monte mediante una activa gestión no exenta de tensiones, ya que en distintos momentos tuvieron que defender la intangibilidad y la preservación de los parques provinciales y demás áreas protegidas, como a los guardaparques castigados por exponerse en esta defensa del patrimonio natural misionero.  “Como entendemos que es bueno el recambio, no iniciamos conversaciones con la nueva gestión del Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables ya que es un rol que deberán ejercer los compañeros que ganen las elecciones”, explicó Ciarmiello, despidiéndose de una tarea dirigencial que dejó grandes logros para este grupo de trabajadores. “Hicimos mucho y siempre con altura, defendiendo lo que debíamos defender con argumentos técnicos y sin chicanas, pero ya es hora del recambio”, finalizó.