Vecinos y policías salvan a una mujer cuando su ex intentaba estrangularla

Efectivos de la seccional Primera rescataron a una joven de 23 años de la golpiza que le propinaba su expareja, quien irrumpió por la fuerza el jueves por la noche en su vivienda.

15/01/2022 08:00

DETENIDO. En la comisaría de Villa Sarita fue alojado el hombre de 32 años protagonista del hecho violento.

La intervención de la comisaría Primera evitó una tragedia en el barrio Villa Sarita. Efectivos de esta dependencia de la Unidad Regional I rescataron a una joven de 23 años en pleno ataque a golpes de su presunta expareja.

El hecho fue alertado a las 23 del jueves por vecinos de la mujer que comenzaron a oír gritos, pedidos de auxilio, desorden y alboroto en una vivienda ubicada en inmediaciones a la avenida Roca y calle Coronel Álvarez.

Una patrulla arribó y los uniformados constataron la situación de peligro luego que golpearon varias veces la puerta sin que se registraran respuestas. Con autorización del juez de Instrucción de turno, Marcelo Cardozo y ante la flagrancia de delito que asomaba, los efectivos ingresaron al inmueble y liberaron a la joven de su expareja que intentaba ahorcarla con las manos.

Con daños visibles de golpes en el rostro la pusieron a resguardo y procedieron a la detención del hombre de 32 años que se resistió e intentó agredir a los efectivos quienes debieron usar la fuerza para poder esposarlo.

Por su parte, la joven fue asistida y llevada al Hospital Ramón Madariaga donde le practicaron las correspondientes curaciones y una vez concretado este paso, formalizó la denuncia en la sede policial mencionada.

De acuerdo a las fuentes consultadas por este Diario, los episodios violentos durante la relación habrían sido varios desde hace pocos meses. Según la denunciante el violento se negaba a finalizar la relación y la atacó el jueves porque le habrían comunicado que ella entabló un nuevo lazo sentimental.

Las mismas fuentes confiaron que el hombre merodeaba la vivienda de la joven en Villa Sarita casi todas las noches. El jueves a las 23.20 decidió ingresar por la fuerza y se escucharon golpes, ruidos de destrozos.

El hombre quedó a disposición de la Justicia por “violencia de género” y en las próximas horas sería trasladado a indagatoria.