Femicidio en Oberá: “Mi hermana quería rehacer su vida, él la acosaba todo el tiempo”

Lo dijo la hermana de Analía Torres (22) respecto a la pareja de la víctima. Otros familiares aportaron testimonios en pedido de justicia.

30/11/2021 07:10

Analía tenía 22 años y una hija de 5.

 

Una de las hermanas de Analía Pamela Torres (22), la joven madre asesinada en el barrio Tres Esquinas de Oberá, dialogó este lunes con PRIMERA EDICIÓN y, además de pedir justicia y celeridad en la captura del acusado, contó algunos detalles de los últimos días de la víctima.

“Mi hermana quería rehacer su vida y él la acosaba todo el tiempo, iba a la casa, la buscaba. Nosotros le dijimos muchas veces que lo deje y cuando notamos los golpes en su cuerpo le dijimos que lo denunciara, pero nunca lo hizo”, afirmó Tamara Medina (27).

Por su parte, el marido de Tamara, Juan Carlos González (55), recordó que en una ocasión se enteró que “la madre del sospechoso le advirtió a Analía que no tenía que volver a tener una relación con su propio hijo. Esa mujer, quien vive en Puerto Rosario, le dijo a mi cuñada a modo de advertencia ‘no vuelvas con mi hijo porque te va a matar y vas a terminar en el río’, por el Uruguay, como si estuviera segura de lo que era el hijo o si supiera que él hubiera cometido algún crimen”, expresó el hombre.

Luego señaló que “imaginate que si una mujer no quiere que vos estés con su propio hijo porque es peligroso, vaya a saber cuántas personas, sobre todo mujeres, están ahora en peligro porque ese individuo está libre. No tiene límites. Dios quiera que lo encuentren pronto”.

 

El hecho

Analía Torres fue hallada sin vida en una pieza de inquilinato ubicada sobre la calle Concordia del citado barrio obereño, el pasado sábado a las 11.30.

Momentos antes los vecinos llamaron a la policía porque del lugar emanaba un fuerte olor. Los efectivos hallaron la puerta de acceso a la habitación de alquiler cerrada por fuera y con candado.

Una vez que hallaron el cuerpo tendido sobre una cama y según la autopsia y otros indicios, se supo que la joven fue asfixiada, aparentemente con una almohada.

Los investigadores apuntaron como sospechoso del femicidio a su actual pareja, de 20 años y con antecedentes policiales.

En base a testimonios, se estableció que la víctima residía temporalmente con su hija de 5 años y con su actual concubino, quien por estas horas era buscado por la policía. La pequeña al momento del hecho estaba al cuidado del su abuelo paterno, sana y salva.

Un dato no menor es que el presunto femicida tiene familiares en Puerto Rosario, población próxima a San Javier y a la frontera con Brasil, por ello se sospecha que pudo haber cruzado.

Por testimonios se cree que la joven fue asesinada entre la noche del miércoles 24 y madrugada del jueves 25 de noviembre. El último registro de haberla visto con vida a Torres sería alrededor de las 23 del miércoles.

La estimación de los forenses es que el cuerpo llevaba más de dos días en ese lugar. En la escena se tomaron muestras de huellas, rastros y evidencia genética.

El joven buscado como supuesto femicida tendría antecedentes delictivos en la localidad de Veracruz, en Brasil y frente a Puerto Rosario. Allí lo buscarían por un caso de “lesiones graves” por balear a un hombre. También acarrearía imputaciones por delitos contra la propiedad en Oberá y estuvo involucrado en un asalto en Florentino Ameghino.

 

“Ella estaba buscando trabajo”

Se supo por averiguaciones que Analía y su presunto victimario no tenían labores fijas, sin embargo la hermana de la víctima aclaró que “ella actualmente estaba buscando trabajo”.

Por estas horas la Policía brasileña tenía datos del acusado, quien era buscado también en ese país. En cuanto a las fotografías que presentó la familia de la joven tras el femicidio, como antecedentes de violencia de género y donde se observan lesiones en el rostro y extremidades de la víctima, se informó que serán presentadas ante la Justicia.