“Los clientes preguntan qué autos hay por debajo del millón”

Fabián Malarczuk, de la Cámara de Comercio Automotor de Misiones, dijo que “lo que más se eligen son los vehículos económicos, pero prácticamente no existen”. Algunos optan por los seminuevos que arrancan en los $2 millones.

20/10/2021 12:17

SOLICITADOS. Ejemplificaron que un Clio 2014 puede costar unos $990 mil pesos y que es uno de los más buscados.

Muchos buscan cuidar o capitalizar sus ahorros, es así que optan por comprar dólares, comprar materiales de construcción o se vuelcan a la compra de vehículo.

En estos últimos meses se observó un leve repunte de entre un 5% y 10% en las ventas de los usados y seminuevos, ya que las mismas venían de en un amesetamiento. Aunque sigue la escasez y, a pesar de que los clientes buscan autos económicos, aseguraron que estos prácticamente “ya no existen”; ya que los valores arrancan en los $990 mil; y se debe tener en cuenta que por mes los precios suben entre un 4% y pueden superar el 6%.

Fabián Malarczuk, presidente de la Cámara de Comercio Automotor de Misiones, brindó un panorama a PRIMERA EDICIÓN sobre la actividad.

“Una buena opción es el auto, sobre todo porque al comprar uno, al mes siguiente tiene un importante aumento; por lo cual se capitaliza los ahorros”, dijo.

“Los que más se eligen son los autos más económicos, pero prácticamente no existen. Estamos hablando de vehículos por debajo del millón de pesos”, señaló.

A modo de ejemplo, especificó que “un Clio 2014 que se puede conseguir en $990 mil, ese es muy buscado. Los clientes preguntan qué hay por debajo del millón”. Prosiguió que “un Palio 2015 está $1.100.000. Eso es lo que busca la gente cuando ingresa a pedir autos económicos, pero escasean”.

Recordó que “se debe ver el mantenimiento de esos autos porque muchas veces se compra un vehículo a buen precio, pero hay que hacerle muchas reparaciones”.

Asimismo, indicó que “están los seminuevos que son autos que se buscan porque no se puede conseguir 0 kilómetros”. Es así que los clientes buscan los usados del año 2017 y hasta 2020.

“Ven que están en buen estado y hacen una evaluación de que lo que saldría la transferencia, el patentamiento, el seguro; y terminan convenciéndose de que es una buena opción”, aseguró.

Deslizó que “éstos arrancan en los $2 millones”. Ejemplificó que “un C4 Lounge 2017 está en los $2.300.000, un Nissan Versa 2016 cuesta $2.200.000, una Duster 2017 está en $2.300.000”.

En cuanto a la escasez, mencionó que “como los concesionarios tienen problemas con la entrega de los 0 kilómetros, los clientes se quedan con su vehículo hasta que llegue el auto nuevo; por lo cual no se realiza esa cadena de comercialización. Es decir que escasea el 0 kilómetro y como consecuencia también los seminuevos”.

Agregó que “eso hace que el usado tenga un aumento en el precio porque es requerido”.

 

La importancia de los papeles

Por otro lado, Malarczuk comentó que “continuamente recibimos quejas sobre la documentación de los vehículos, por eso hacemos mucho hincapié en este tema”.

Comentó que “se han dado casos que tras una operación comercial se quiere transferir el vehículo y se encuentra con que el titular registral está inhibido o que el vehículo está con una prenda, o embargado; y contra eso no se puede hacer nada si la operación comercial se hizo en algún lugar que no está habilitado”.

Relató que “es decir que cuando se quiere hacer el reclamo no hay nadie que dé la cara, no se puede hacer una denuncia en Defensa del Consumidor, no se puede hacer una demanda civil y, a lo sumo puede prosperar una denuncia penal contra la persona si es que se la encuentra”.

“Se debe tener en cuenta que son los ahorros de toda una vida y que se puede terminar perdiendo todo por hacer la compra en un lugar no habilitado”, recalcó.