El crimen del tarefero Daniel Amarilla se quedó sin detenidos

Acusados de presunto encubrimiento, los cuatro sospechosos que tenía la causa recuperaron la libertad. Se cree que el acusado del homicidio, conocido como “Neguiño”, logró huir a Brasil.

18/10/2021 12:12

CERCA DE LA FRONTERA. La camioneta en la que huyó el prófugo por el crimen.

Las últimas palabras de Daniel Fabián Amarilla (36) y según testigos, habrían sido “Tranquilo, no dispares, te voy a pagar, somos tareferos, simples trabajadores”. Acto seguido, su asesino apretó el gatillo.

Al principio de las pesquisas, la Justicia arrestó e imputó a cuatro sospechosos por su presunta participación en el hecho, cada uno con distintos roles. Sin embargo y como se trata de delitos excarcelables, como ser supuesto encubrimiento, recuperaron la libertad, señalaron voceros del caso.

Es decir que por el homicidio del trabajador rural actualmente no hay detenidos, indicaron las fuentes.

El principal señalado como autor del hecho tiene 33 años, está plenamente identificado y se cree que huyó a Brasil. Tal como publicó en su momento, Amarilla murió en el hospital de El Soberbio el pasado miércoles 23 de junio poco después del mediodía. Minutos antes y según reconstruyeron los investigadores policiales, la víctima viajaba a bordo de su automóvil cuando fue perseguido por una camioneta Toyota Hilux modelo 2001 del hoy prófugo de la Justicia, conocido en la zona como “Neguiño” (35), quien logró interceptarlo y hacerlo descender a punta de un arma larga, se presume un rifle. Fue a pocos metros de la ruta costera 2 camino a los Saltos del Moconá, en una zona de colonias en la jurisdicción de El Soberbio.

En base a testimonios recabados por los investigadores locales, se estableció que las amenazas hacia Amarilla habrían coincidido en el reclamo airado de un presunto pago atrasado por una obra.

Pero también estas voces remarcaron que Amarilla no le negó en ningún momento la deuda al hombre que lo apuntaba con el arma de fuego: “Tranquilo, no dispares, te voy a pagar, somos tareferos, simples trabajadores”.

A sangre fría

En esas circunstancias fue que “Neguiño” habría gritado: “Pagame lo que me debés, pagame” y luego se produjo el disparo que impactó en el pecho de la víctima.

Fue un homicidio a sangre fría, que conmovió a gran parte de la comunidad local. Al día siguiente en Colonia El Fisco (ruta provincial 15), detuvieron a una mujer de 38 años y a su pareja un hombre 33, quienes -según las investigaciones realizadas- viajaban como acompañantes en el vehículo conducido por el presunto asesino. El hermano del acusado, de 32 años, habría colaborado en su fuga, según las primeras informaciones tras el crimen.

Otro presunto cómplice, conocido como “Teté” de 37 años, se presentó en la comisaría de El Soberbio, sin embargo luego recuperó la libertad. La Toyota Hilux utilizada por el ahora fugitivo fue hallada entre la vegetación a pocos metros de la casa del hermano del sospechoso. Pero en una zona próxima al río Uruguay, por lo que la principal hipótesis apunta a que cruzó el cauce y se profugó a suelo brasileño, jurisdicción de Porto Soberbo. Desde el Juzgado de Instrucción 3 de San Vicente, a cargo del magistrado Gerardo Casco, ordenaron la captura del supuesto asesino.

Investigación en curso 

Los sospechosos de tener participación, cada uno con distintos roles, en el crimen de Daniel Amarilla siguen en libertad pero supeditados a la causa, indicaron fuentes del caso. El prófugo es conocido como alas “Neguiño”.