Tragedia de Rosario de la Frontera: en noviembre juzgarán a 5 gendarmes

Las autoridades de Gendarmería serán juzgados ante el Tribunal Federal 2 de Salta. Uno de los acusados es misionero y todos están imputados por “estrago culposo”.

15/10/2021 09:07

ARROYO BALBOA. La tragedia se registró cuando un neumático delantero del colectivo de Gendarmería estalló y cayó al cauce seco en posición invertida.

Durante la madrugada del lunes 14 de diciembre de 2015, tres gendarmes misioneros, Orlando Díaz, de Bernardo de Irigoyen, y Elisandro Daniel Stanechuk, de Aristóbulo del Valle, e Ignacio Nicolás Giménez, de Posadas, perdieron la vida junto a 40 de sus camaradas en la mayor tragedia vial para la fuerza federal.

A 5 años y 10 meses de la caída de un colectivo al cauce seco de un río en la localidad salteña de Rosario de la Frontera, que transportaba a efectivos hacia San Salvador de Jujuy (desde Santiago del Estero), se aguarda que el próximo lunes 1 de noviembre se inicie el debate ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 2 de Salta con cinco integrantes de Gendarmería imputados por el delito de “estrago culposo” (artículo 189 del CP con penas de hasta cinco años de prisión).

Será juzgada su responsabilidad en la muerte de las 43 personas y de las lesiones de los ocho sobrevivientes, un misionero también incluye entre ellos.

Cabe recordar que el ómnibus participaba de una caravana que trasladaba efectivos ordenados por la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ante la presunta protesta en la capital Jujeña de la referente social Milagro Sala.

El accidente se produjo a la altura del kilómetro 854 de la ruta nacional 34 y sólo fue superado por otros dos siniestros, que tuvieron lugar en 1970 y 1993. Un saldo de 56 muertos y 80 heridos dejó la colisión múltiple de tres micros en la ruta nacional 14, a la altura de Santo Tomé, Corrientes el 9 de enero de 1993. Mientras que el 20 de noviembre de 1970, en Santa Fe, un colectivo cayó al arroyo Leyes y murieron 54 personas.

En el caso a ser juzgado, la tragedia se desató dos horas después de haber partido el micro (domingo 13 de diciembre de 2015 a las 23) que encabezaba la caravana y desbarrancó en el kilómetro 956, a la altura del puente del arroyo Balboa, a quince kilómetros de Rosario de la Frontera.

Las 43 víctimas fatales pertenecían al Destacamento Móvil 5, al Escuadrón 59 y a la Agrupación XVII de Gendarmería Nacional en Santiago del Estero y los cinco involucrados -uno de ellos es misionero- como acusados fueron autoridades de la dependencia, tanto como jefes de logística como directos superiores en la jurisdicción mencionada.

El debate tendrá como eje el estado del colectivo Mercedes Benz, principalmente las condiciones de las cubiertas al momento del siniestro. De acuerdo a la acusación del fiscal federal Ricardo Rafael Toranz, el ómnibus circulaba con ruedas con cubiertas “recapadas, gastadas, deformadas y necesitaban balanceo” y que no podían ser utilizadas a una velocidad superior a los 80 kilómetros por hora.

El Tribunal está integrado por Domingo José Batule (Presidente), Abel Fleming y Mario Marcelo Juárez Almaraz. En el caso de la defensa del imputado misionero, comandante GN, será encabezada por el penalista posadeño Hugo Daniel Zapana. Las audiencias serán bajo modalidad mixta, presencial y remota, tanto para parte de la querella y defensores, como para los testigos citados.

Para Toranzos, se desprende de su requerimiento de elevación a juicio, “no fue una fatalidad. Existió una acción de causa y efecto (…) Cada gendarme subió al ómnibus movido por su vocación de servicio desinteresado, sabía que arriesgaba su vida en cada misión, pero nunca se imaginó que su final llegaría por la desidia profesional, de quienes se acostumbraron a cumplir la orden a pesar de poner en juego la vida de sus camaradas, imaginando irresponsablemente solo consecuencias no graves”.