Hoy es el Día de la Virgen de la Merced, Patrona de Salto Encantado

24/09/2021 07:05

La capilla de Salto Encantado en una imagen de archivo

 

El 24 de septiembre de cada año, los habitantes de Salto Encantado celebran el día de su Santa Patrona, la Virgen de la Merced. Es que bajo su advocación se creó la primera capilla de la zona, enclavada en el cruce de las tres picadas existentes en ese momento en el corazón de la entonces Colonia Aristóbulo del Valle.

El carpintero José Zamolinski fue el encargado de edificar el templo, con un diseño copiado de otra que vio en
Bonpland. Se trataba de una hermosa construcción, con una torre campanario. El resto de la estructura era de tirantes de madera y tablas. Con la autorización correspondiente, Zamolinski llevó en un carro polaco la imagen de la Virgen de la Merced que se mantiene hasta la actualidad en el lugar.

 

Nuestra Señora de la Merced

Estaba todavía gran parte de España bajo el dominio musulmán cuando, el 2 de agosto de 1218, Pedro Nolasco tuvo una visión de la Santísima Virgen que lo exhortó a fundar una Orden con el fin principal de redimir a los cristianos cautivos de aquéllos.

Ocho días después, en la Catedral de Barcelona, nacía la “Celeste, Real y Militar Orden de la Merced’, cuya obra, en aquellos siglos, fue realmente heroica: se calcula que fueron alrededor de 300 mil los redimidos por los frailes mercedarios del cautiverio y unos 3.000 los religiosos que murieron mártires al entregar su vida en cumplimiento de su voto.

En conmemoración de tan insigne “merced” de María a los hombres, se estableció la fiesta de la Merced o de las Mercedes.

 

¿Qué significa el nombre Merced?

En el lenguaje de la Edad Media, en el siglo XIII, significaba “Misericordia”, compasión hacia el que sufre, y como se creía que el que más sufría era el “cautivo”, la palabra pasó a tener el significado expreso de “misericordia hacia los cautivos y su anhelo de liberación”. Por eso es la Virgen liberadora de los esclavos, secuestrados y prisioneros; de los privados de libertad, tanto física como espiritualmente; de los oprimidos.

 

La Virgen en la historia argentina

Con Pedro de Mendoza llegaron al país los primeros mercedarios. También lo hicieron acompañando a la corriente colonizadora que ingresó por el Norte. A ello se debe que la devoción a Nuestra Señora de la Merced sea una de las más antiguas en la Argentina.

El general Manuel Belgrano la proclamó Generala del Ejército Argentino y le entregó su propio bastón de mando después de la Batalla de Tucumán, cuya victoria -que ocurrió en esta misma fecha- atribuyó a su protección.

A lo largo de todo el país son innumerables los templos y capillas dedicados su devoción.