Federico, el enfermero que ofrece gratis capacitación de “RCP al paso”

Es además jefe de Enfermería del hospital Baliña. Aseguró que la técnica “aumenta entre un 80 y 90% las probabilidades de que la persona sobreviva si la iniciamos durante el primer minuto”.

14/09/2021 07:10

VOCACIÓN. Federico en una de sus charlas al paso en las veredas de Posadas para enseñar a salvar vidas.

 

Hasta el 17 de septiembre se recuerda la semana de los primeros auxilios, fecha promovida por la Cruz Roja Argentina para incentivar al conocimiento de las técnicas que pueden salvar vida y que todos pueden aprender.

Pero, desde hace tiempo, el enfermero y jefe del área en el Hospital baliña, Federico Britez, dedica parte de su tiempo libre a brindar breves charlas y ejercicios de resucitación cardiopulmonar en las calles de Posadas.

Se lo encuentra los domingos en el cuarto tramo de la costanera. Aunque, durante el Black Friday, estuvo en el centro. Pero, también, va a escuelas e instituciones interesadas en abordar la cuestión.

De hecho, reveló que “docentes de San Antonio juntaron dinero” para pagarle el combustible y ahora “dentro de dos fines de semana me voy a hacer las capacitaciones”.

Sobre esta propuesta gratuita de “RCP al paso”, Britez contó en FM 89.3 Santa María de las Misiones que “surgió porque me apasiona enseñar, pero también con dos objetivos: el primeros y principal concientizar a la población sobre la importancia de que todos debemos aprender RCP. Un dato importante es que aumenta entre un 80 y 90% las probabilidades que la persona sobreviva si la iniciamos durante el primer minuto”.

Es importante que todos sepamos RCP porque el que va a iniciar la maniobra puede ser el amigo, el vecino, el familiar, el amigo o el que está al lado”, agregó el enfermero y capacitador.

Sostuvo que “el segundo objetivo es el de visibilizar la tarea de enfermería como educador sanitario. Se piensa que el enfermero solamente trabaja en los hospitales con gente enferma. Pero también se trabaja con la educación sanitaria a la población en la prevención y promoción de la salud”.

Federico fue consultado sobre la reacción de sus eventuales alumnos: “La respuesta de la gente fue algo increíble. Se acercan jóvenes, adultos, niños, familias a aprender. Se llena de gente porque muchos se quedan mirando para aprender. La gente me agradece todo el tiempo y es una satisfacción muy grande para mi”.

“Sobre todo noto mucha preocupación de los adultos que tienen hijos, por cómo hacer RCP a niños y bebés. Después, muchos adolescentes. Pero los padres son los principales”, respondió cuando se le preguntó quiénes se acercan más.

Reveló que “tal vez explico 30 veces al día lo mismo”, sin embargo por su vocación, recibe apoyos continuos. “Cansa pero uno se va satisfecho por el agradecimiento de la gente”, aseguró a la radio de PRIMERA EDICIÓN.

 

Poco conocimiento de la población sobre RCP

El enfermero Britez recordó que “menos del 10% de la población argentina sabe RCP”. A su vez, “del 100% de los que sufren un ataque o una parada cardíaca en la calle, solamente el 3% son atendidos con un RCP adecuado. Y tiene que ver con la poca cantidad de gente que conoce la técnica que es muy sencilla de realizar”, advirtió.
Respecto de los múltiples pedidos que tiene para dar las charlas, Britez recordó que “lo hago en escuelas, instituciones. Muchos docentes de diferentes escuelas me llamaron y dimos las charlas a alumnos de los últimos años (4to y 5to) que están a punto de terminar el secundario y salgan con estos conocimientos”.
“La charla dura entre 20 y 30 minutos. Trato de hacerlas breves y acotadas porque la gente está al paso y si se hacen muy extensas es un poco agotador para las personas”, agregó.
Cuando se le preguntó desde qué edad se puede enseñar RCP, respondió que “en mi experiencia los niños de 12 y 13 años comprenden y quizás depende de la fuerza del niño para comprimir el tórax. Pero el procedimiento en sí, desde esa edad lo comprenden”.
Después, contó que por la pandemia cambiaron algunos detalles de la técnica de RCP: “No se hace la ventilación; se aceptan las compresiones y que las personas estén con barbijo. Hoy por hoy el COVID está muy presente”, dijo.