Femicidio de Ruth: hubo careo y el juicio se encamina hacia alegatos

La prueba forense que resta, para cerrar la etapa de debate de pruebas y evidencias, corresponde a una pericia balística que se llevará a cabo la semana próxima con la participación de una experta de la Dirección Policía Científica de la fuerza provincial.

10/09/2021 10:54

CONFRONTADOS. Los dos testigos que participaron del careo, ayer frente a los camaristas del TP eldoradense.

Los dos testigos que protagonizaron un careo, en el marco del juicio por el femicidio de Ruth Gómez (17), se mantuvieron en sus dichos respecto a los horarios en que vieron al imputado, en tanto que la pericia balística se realizará en siete días.

La primera medida, solicitada por la fiscalía, fue para que tanto el mejor amigo del acusado como un vecino del mismo, ratifiquen o rectifiquen su testimonio, debido a que incurrieron en contradicciones en sus primeras declaraciones.

Ante las partes y el Tribunal Penal 1 de Eldorado (TP1), ambos jóvenes confrontaron y defendieron sus versiones.

El vecino afirmó que el día después del hecho (mientras aún no se sabía que la víctima falleció), vio al imputado, pareja de Ruth Gómez, dirigirse solo y en motocicleta hacia su vivienda de las 2.000 Hectáreas de Puerto Iguazú (donde horas después hallaron el cuerpo). La única salvedad que hizo el declarante fue que, en vez de demorar una hora en salir, su vecino y ahora detenido, estuvo 10 minutos en la casa que compartía con la víctima y luego se retiró. Y agregó que todo esto fue entre las 13 y las 14, sin precisar horario exacto, teniendo en cuenta que pasó mucho tiempo y que ese domingo estaban compartiendo un asado con amistades y además, habría estado bebiendo.

Por su parte, el mejor amigo del acusado dijo que a esa misma hora estaba junto a él, a varios kilómetros del lugar y cerca de donde se supo luego que arrojó el arma utilizada en el hecho.

Ahora será el turno de los jueces para analizar y evaluar los dichos de los dos testigos. Ruth Gómez fue hallada sin vida y con un disparo en el pecho poco después de las 21 del domingo 22 de julio de 2018 en su casa de Puerto Iguazú. Se cree por testimonios escuchados en el presente juicio que recibió el disparo a las 22 del día anterior. Por ello es clave para el Tribunal determinar qué hizo el acusado antes de avisar a la policía del fallecimiento de su pareja, teniendo en cuenta que no se descarta que podría haber alterado la escena del hecho.

El padre del imputado dijo que su hijo llegó a su casa a las 23 del sábado 21 de julio (al parecer poco después del hecho), y luego se retiró. Después, su mejor amigo indicó que estuvo con él desde el mediodía del domingo hasta que el caso salió a la luz.

Mecánica del hecho

Tal como publicó este Diario en su momento, la fiscalía solicitó una pericia balística, que se llevará a cabo en siete días, estimativamente el jueves 16 de septiembre venidero.

Una perito de la Unidad Regional III de la Policía, con asiento en Eldorado, estará a cargo de dicha labor forense. En ese sentido, se supo que hoy le entregarán a la uniformada el arma incautada en la causa, un revólver calibre 22 y prendas de vestir de la víctima.

El objetivo es determinar si el balazo que salió del arma de fuego fue durante un forcejeo y mientras la misma víctima manipulaba el revólver, como aseguró el acusado, o si fue efectuada por otra persona.

Para las partes será fundamental saber si el tiro fue a “bocajarro”, es decir a una distancia de hasta 5 centímetros (lo que se condice con un forcejeo), a “quemarropa”, desde unos 15 centímetros o a “distancia”, desde unos 50 centímetros.

A pedido del abogado del sospechoso, se utilizarán prendas de vestir con las telas similares a las que utilizaba la víctima al recibir los disparos.

La pericia apunta a determinar mediante cotejos si las deflagraciones que quedaron en las ropas de la adolescente se produjeron a corta, larga o mediana distancia. En ese sentido, se debe recordar que las pruebas de parafina (pericias orientativas para saber si alguien efectuó disparos) dieron resultado negativo en el acusado y en la víctima.

El Tribunal analiza autorizar una absorción atómica a los restos de telas de la menor fallecida, que en base a los restos de pólvora logra determinar varios factores químicos que, juntos con la pericia del arma, podrían sumar en la causa.

Alegatos y sentencia

Una vez que se conozca el resultado de la pericia el Tribunal autorizará a las partes para los alegatos, tras lo cual se sabrá la sentencia.

No se descarta que pueda ser el próximo jueves (16 de septiembre). De haber demoras en el análisis balístico, podría darse lugar a una prórroga de hasta diez días.