Argentina cayó sin atenuantes ante Australia en el emotivo adiós de Luis Scola

La derrota (97 a 59) ante los oceánicos quedó en segundo plano cuando argentinos y australianos pararon el partido para aplaudir de pie al capitán del seleccionado argentino. "Me voy en paz", dijo Luifa.

03/08/2021 11:10

La Selección argentina masculina de básquetbol cayó por un contundente 97 a 59 frente a Australia y se despidió de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en cuartos de final del certamen.

Tras un sólido comienzo, el elenco albiceleste cerró el primer cuarto en ventaja por 22 a 18, pero en el segundo hubo una merma de los dirigidos por Sergio Hernández, que se fueron al descanso a siete puntos del conjunto oceánico.

Al seleccionado argentino le costó desde el segundo cuarto, donde fue ampliamente superado por Australia debido a que perdió muchas pelotas, estuvo impreciso en los tiros -sólo anotó 11 puntos- y no logró frenar el ritmo ofensivo de su duro rival.

Después del descanso, el juego continuó con un claro dominio del equipo australiano que tuvo una segunda mitad demoledora, lejos del arranque prometedor argentino, que lo llevó a finalizar el tercer cuarto con una diferencia de 60 a 48.

En el cuarto, en tanto, no hubo lugar para ilusionarse con la hazaña: los de Hernández sólo sumaron otros 11 puntos, con un parcial de 37 a 11 que selló la inobjetable victoria australiana por 97 a 59 y le puso fin a la participación albiceleste en el básquetbol de Tokio.

 

Luis Scola: “Me voy en paz” 

El capitán del seleccionado se despidió de los Juegos Olímpicos y protagonizó el último partido de su carrera compitiendo al máximo nivel. Fue derrota, pero todo quedó en segundo plano cuando argentinos y australianos pararon el partido y de pie aplaudieron al #4 argentino que se despidió con 41 años. 

“Me agarró con la guardia baja, no me lo esperaba porque pensé que iba a terminar el partido jugando. Cuando levanté la cabeza y vi a toda la gente, a los rivales, me emocioné. Lo agradezco mucho de corazón”, manifestó Scola. Y agregó: “Es un regalo que me llevó para siempre, no lo voy a olvidar nunca. Agradezco a los jugadores de Australia y a todos los que estaban en la cancha. Es un poco el premio final, lo máximo que uno puede conseguir. Ya me iba bien, pero ahora me voy un poco mejor. La palabra que se me viene a la cabeza es paz, me voy en paz”.

Sus compañeros, además, tuvieron emotivas palabras para Scola: “Luis es una persona que vamos a extrañar muchísimo, que nos ha guiado durante mucho tiempo. Creo que nuestra generación tiene que seguir trabajando muchísimo, basarnos en los valores y en todas las cosas que nos ha pasado él y toda la generación dorada”, expresó Nicolás Laprovittola.

Facundo Campazzo, por su parte, señaló: “Va a haber un antes y un después de Luis, él cambió todo para bien. Lo vamos a extrañar mucho, estuvo en increíbles generaciones y en todo momento nos ayudó a escribir nuestra propia historia. Es un privilegio”.