“Hay un presidente debilitado y va a perder votos del oficialismo”

Señalaron que “las fotos nunca vienen mal en el medio de tensiones que se produjeron sobre desacuerdos, sobre cómo y cuándo hacer acuerdos con el Fondo”.

14/05/2021 07:00

FOTOS. “Mejor que existan a que no existan pero no mejoran las perspectivas si no hay cosas concretas” dijeron.

El presidente Alberto Fernández realiza un viaje oficial por varios países europeos para obtener apoyos para la negociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Al respecto de la gira, sobre la situación actual del país, la imagen del presidente y la permanencia del ministro de Economía, Martín Guzmán, se refirió Carlos Fara, consultor político y especialista en opinión pública en diálogo con FM 89.3 Santa María de las Misiones.

Fara afirmó que “hay un presidente debilitado” y esto “no solamente por el desgaste de la opinión pública, por la confluencia del tema económico y la pandemia, sino que se va deteriorando en términos cuantitativos, de aprobación de gestión, y en términos cualitativos, esto es que se lo empieza a ver débil, desdibujado, con falta de firmeza, un poco tibio y eso en un país presidencialista es clave”.

“Desde la perspectiva electoral sin dudas los votos del oficialismo se van a perder en el camino”, sentenció.

Al respecto del futuro del ministro de Economía Martín Guzmán, sostuvo que “creo que el ministro quiere quedarse por lo menos hasta la elección y ver si efectivamente puede sacar adelante un compromiso con el Fondo y a partir de eso eventualmente retirarse”.

“El que decide si Guzmán se va o no se va no es solamente el presidente, sino lo que piensa Cristina (Fernández), y hoy lo quiere más afuera que adentro” especificó. Sin embargo, detalló que “el Papa al que quiere ver es a Guzmán, no tanto a Alberto, y eso es un mensaje para Cristina”.

 

Gira presidencial

Sobre la gira del presidente Alberto Fernández en Europa, Fara indicó que “las fotos nunca vienen mal en el medio de tensiones que se produjeron sobre desacuerdos, sobre cómo y cuándo hacer acuerdos con el Fondo”. Sin embargo, señaló que lo importante es “qué hace uno con esa foto, si de verdad sirven para encaminar cosas o son fotos que no terminan en nada”.

“Está claro que tener que reforzar el rol de Guzmán era central y desde ese punto de vista me parece que no estaba mal teniendo en cuenta la oportunidad, el error sería pensar en que de esa forma estamos resolviendo problemas”, contó y puntualizó “estamos consiguiendo avales simbólicos que no son malos pero de ninguna manera deberían generar suficiente optimismo para pensar que de esa forma los conflictos de las últimas semanas se empiezan a resolver”.

 

Encuentro con el Papa

“El Papa igual que la Iglesia argentina con el tema de la aprobación del aborto obviamente no está contento. No tenía muchas ganas de recibirlo en estos momentos al presidente, pero si a Guzmán”, dijo el asesor político.

“Es una relación compleja, en todo caso si el presidente va a pedir favor y no devuelve favores, obviamente el Vaticano, que es más que el Papa, lo complica”, explicó.

En esa línea, además manifestó que “el Papa no puede entrar a hacer una gestión cada vez que se lo pidan, si la otra parte de la gestión, nota que no hay una correcta devolución de los favores. Estados Unidos la semana pasada hizo gestos, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, que es demócrata, dice que Estados Unidos debería hacer más por encontrar ayuda para que Argentina resuelva de manera sustentable el tema de su deuda” y “terminando la semana el vocero del Fondo Monetario dijo que los negociados son con Guzmán”.

Sobre esto, explicó que “ninguna de esas cosas se producen de casualidad”.

Para Fara cuando el presidente regrese al país le espera un “panorama complicado, el mismo que tenía cuando se fue”. De todos modos, añadió que es “mejor que existan las fotos a que no existan, pero no mejoran las perspectivas si no hay cosas concretas”.

“Argentina no parece que tiene muchos hechos concretos, mejor dicho falta confirmar el poder de fuego del propio ministro porque el país tiene superávit comercial, que se fue achicando un poco, y ha tenido el menor nivel de déficit fiscal de los últimos seis años en el primer trimestre”, opinó.

“El problema es que una parte de la coalición, la que tiene más poder, está en contra de que se focalice en ese equilibrio fiscal en el corto plazo y piensa que eso eventualmente puede quedar para después de las elecciones”, sostuvo. Para finalizar, el consultor político precisó que “eso es lo que muestra a un Guzmán débil y con esa debilidad los agentes económicos responden de manera negativa”.