Tras diez horas de piquete, liberaron la Municipalidad de Alem: 8 detenidos

Medio centenar de activistas del FOL mantuvieron bloqueado el acceso al edificio comunal todo el día. Por la tarde hubo disturbios. VEA LOS VIDEOS.

22/03/2021 20:51

De forma abrupta y obligando a la intervención policial terminó este lunes por la tarde la movilización de organizaciones sociales en Leandro N. Alem, que mantuvo prácticamente como rehenes a empleados y contribuyentes que se encontraban en el edificio comunal a primera hora de la jornada.

Es que medio centenar de manifestantes del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) realizó una protesta frente a la puerta de acceso de la Municipalidad desde las 8, impidiendo la salida y la entrada de las personas que se encontraban adentro y las que querían ingresar, tanto empleados municipales como ciudadanos que realizaban trámites.

A raíz de que el bloqueo se extendió por casi diez horas, el intendente local Waldemar Wolenberg, indicó que “se ha radicado la correspondiente denuncia penal en el Juzgado de Instrucción N°5, a cargo de la Dra. Selva Raquel Zuetta, aguardando pronta resolución para permitir el libre ingreso y egreso del edificio”.

Los manifestantes exigieron asistencia por parte del Municipio y arrojaron en la puerta unas bolsas con útiles escolares que habían sido entregadas por la Comuna hace algunos días.

En la cuenta de Facebook de FOL Misiones se informó que la protesta fue “para solicitar un incremento en la provisión de alimentos y los kit escolares de los diferentes niveles educativos”.

También se informó que decidieron actuar de esa manera “luego de agotar los canales formales de reclamos ante el municipio”. También solicitan tierras para “la producción agrícola y cría de animales”.

En horas de la tarde, la Policía intervino arrestando a varios manifestantes y desalojando la protesta del edificio municipal.

En concreto, desde la Jefatura de la fuerza se precisó que fueron ocho hombre de 18 a 47 años los detenidos por los desórdenes causados después de que los manifestantes hicieran caso omiso al diálogo y a la orden judicial de despejar la zona.

En esas circunstancias, los revoltosos comenzaron a agredir a los uniformados, antes de lograr la dispersión de los manifestantes.

No hubo personal policial lesionado en dicho incidente.