25 años sin las Mamonas Assasinas

Este martes se cumplen 25 años del accidente aéreo que abruptamente puso fin a la carrera de una de las bandas más irreverentes y queridas de Brasil.

02/03/2021 06:03

Su paso por el mundo de la música y su éxito meteórico fueron muy fugaces, ya que el accidente que el 2 de marzo de 1996 segó la vida de estos cinco jóvenes paulistas ocurrió apenas ocho meses después de haber lanzado su primer y único disco, también llamado “Mamonas Assassinas” y que en poco tiempo llegó a vender más de 3 millones de copias en Brasil.

El grupo se formó a comienzos de la década de 1990, integrado por Dinho (vocalista), Bento Hinoto (guitarrista), Júlio Rasec (teclados) y los hermanos Samuel Reoli (bajo) y Sergio Reoli (batería), primero con el nombre de Utopía, en la ciudad de Guarulhos.

Grabaron un demo en 1992, que se llamó “A Formula Do Fenomeno”, pero no tuvieron el éxito que esperaban.

Tiempo después, empezaron a notar que las parodias y letras cómicas que improvisaban en las presentaciones en vivo y los ensayos eran muy bien recibidas por el público. Eso fue uno de los motivos que los llevó a modificar el nombre del grupo, que pasó a llamarse Mamonas Assassinas, según ellos mismos “porque esas palabras hicieron reír a la gente”.

En abril de 1995 firman un contrato con EMI, después de que el director artístico de dicha compañía asistiera a una presentación en vivo del grupo, y en julio de ese mismo año lanzan el disco que los llevó a la fama en todo Brasil y parte del continente sudamericano.

Los 14 temas contenidos en el disco varían muchísimo en cuanto a estilo. Desde los riff mas rockeros de “1406”, primer tema del álbum, hasta los ritmos de la MPB (Música Popular Brasilera) con “Lá Vem O Alemao”. También está el tema “Débil Metal”, que es un estilo heavy bien pesado, y por otro lado estaba “Uma Arlinda Mulher”, una “tierna” balada con una letra desopilante.

Pero el sonido característico del grupo fueron los grandes cambios de ritmo que le imponían en una misma canción, por ejemplo en “Mundo Animal” o “Boys don´t cry”, que empieza en forma de bolero pero hacia el final cambia abruptamente pero con total sentido hacia un power metal melódico, siempre acompañado de letras cargadas de humor.

Los dos grandes éxitos del grupo son los divertidos “Vira Vira” y “Pelados em Santos”, de la cual incluso existe una versión íntegramente en español.

El 2 de marzo de 1996, la banda volvía de Brasilia, donde había ofrecido el último concierto de la temporada, cuando un error en el procedimiento de aterrizaje hizo que la avioneta en que se desplazaban se estrellara contra la Sierra de la Cantareira, muy cerca del aeropuerto de Sao Paulo. No hubo sobrevivientes.

Fuentes: Rock en Py y El Tiempo