“Walde” Fernández: palpitando los 60 años del Club Timbó de Jardín América

Esta entidad se fundó el 8 de septiembre de 1961. Debido a la pandemia no se podría hace una fiesta acorde a los años de existencia. Sin embargo, su presidente aún tiene las esperanzas de poder armar la celebración. Mientras cuenta los inicios y el presente de esta institución netamenta jardinense.

28/01/2021 19:24

Si fueran otras las circunstancias, el programa estaría completo y los roles y actividades, asignadas. Es que si bien para septiembre restan algunos meses, el 60 aniversario de una institución tan importante para la comunidad jardinense, como lo es el Club Social y Deportivo Timbó, amerita cierta organización y “movimiento”. Pero en esta oportunidad no se podrá festejar, no al menos con una fiesta como la que se merece la entidad que cumple una preponderante labor social y deportiva dentro de la sociedad.

Para Eduardo Waldemar “Walde” Fernández, presidente de la Comisión Directiva del Club “Timbó”, por el momento el panorama se presenta como “incierto” ya que para el cincuentenario “participé de una cena show inolvidable, con gente de todos los tiempos, que se acercó a celebrar. Ahora no podemos programar nada por la pandemia y por la misma situación económica. Ojalá que todo se aplaque y podamos festejar los 60 años”.

Al hacer un repaso de “El Verde” (por sus colores característicos), indicó que se fundó el 8 de septiembre de 1961. Fue por iniciativa de un grupo de alumnos de la Escuela de Comercio N° 2. Por ese entonces ya estaba vigente el Club Jardín, pero los estudiantes vieron la necesidad de crear otro, a fin de que hubiese diversidad de deportes y actividades culturales.

“Tenían la propuesta de varios nombres, pero en aquel entonces la integrante de la comisión -la querida y recordada enfermera- Florinda Acuña, propuso que fuera Timbó, en honor al gigantesco árbol que se erguía a la vera de la ruta 12, admirado por todo viajero y convertido en símbolo de Jardín América, ya que se encuentra inserto en un espacio del escudo municipal”.

Añadió que evolucionó tanto en el básquetbol como en el fútbol porque los chicos ya practicaban básquetbol en la Escuela de Comercio, donde se ubicaba la única cancha que existía en el pueblo. “Había un grupo de jugadores de básquetbol que quiso fundar el club por ese motivo, y había otro grupo que jugaba al fútbol”.

“Cuando se fundó el club, vinieron los años en los que se consiguió el terreno, despacito se empezó a construir la sede de la avenida Islas Malvinas 116, que fue previa al campo de juego. Era todo precario, el frente era de madera”, dijo Fernández.

Y recordó que allá por 1967 o 1968, “cuando yo tenía seis años, ya jugaba al baby fútbol en el club, pero era precario, todo de tierra, no existía la cancha, había sólo dos o tres foquitos que iluminaban la zona. Cuando era un niño, la hinchada siempre cantaba ‘dale verde’, ‘dale verde’, y con eso se identifica a ‘El timbó’”.

Alegó que “hubo momentos muy lindos, donde los jugadores competían de igual a igual en los provinciales, juveniles, menores, y fue una etapa muy linda del básquet, que después se fue apagando por la misma situación de ese deporte en la provincia. Como todos sabemos, eso repercute en los clubes del interior”.

Expresó que en el fútbol, “Timbó” participó siempre en el clásico de la ciudad, y que es uno de los clubes más importantes de la Liga. “Siempre fue protagonista tanto en la liga de San Ignacio, donde jugaba en un principio hasta que se afilió a la liga de Puerto Rico -afiliada a la AFA-, hace unos 40 años. Ahí empezó a jugar los torneos, fue protagonista”.

A su entender, en estos últimos años “adquirimos más protagonismo por participar en los torneos importantes, ganar muchos campeonatos de la Liga, participar en el Federal C, en el Amateur. Timbó compitió de igual a igual con clubes importantes como Guaraní Antonio Franco y Bartolomé Mitre, que son renombrados en la provincia y con una historia muy rica”.

Para reanudar las actividades, Fernández aseguró que “siempre dependemos de las decisiones de las autoridades, de cómo van liberando el movimiento deportivo. La pandemia fue una situación bastante especial para nosotros porque se acercaron referentes de actividades nuevas que querían practicar en el club. Y creo que eso es positivo porque vienen más socios y más actividades para el club, principalmente en la sede”.

Comentó que en el fútbol “mantenemos las categorías que siempre tuvimos, que son la Escuelita de Fútbol, la Categoría Sub-12, Sub-14, Sub-16, Sub-21 y el equipo de Primera. Hay muchos jóvenes practicando fútbol en el campo deportivo, en el barrio homónimo. También arrancaron con el hockey y son muchos los alumnos que tiene la profesora Piñeiro”.

Reconoció que “estamos contentos y conformes porque el objetivo es que los jóvenes de Jardín América tengan un lugar para practicar el deporte que les guste. Nuestra institución está abierta a toda la comunidad y el objetivo se está cumpliendo”.

El Club Social y Deportivo Timbó, es una de las pasiones de muchos jardinenses. Una pasión que se transmite en el fervor del hincha en las canchas de fútbol mientras participa de los cotejos de la Liga de Puerto Rico, o que -en las buenas épocas- se reflejaba año a año durante los carnavales en donde los integrantes de su comparsa se esmeraban por deslumbrar al público con su vestuario y coreografía.

 

Actividades actuales
La Escuela de Fútbol “Semillitas del Timbó” cuenta con 60 niños, de 4 a 10 años, en las categorías Sub-13, Sub-15, Sub-21 y Primera División, que participan en la Liga Regional de Fútbol de Puerto Rico. Además de los equipos de Primera División, Sub-21, Sub-16, Sub-14 y Sub-12, y Fútbol Femenino, participan también en la Liga de Puerto Rico en los campeonatos anuales. El equipo de Primera División participa en el campeonato provincial de clubes organizado por la Unión Misionera de Fútbol (UMiFu) clasificatorio para el Torneo Federal Amateur.
En Mini-Básquetbol: cuenta con 50 niños de 4 a 14 años. Participan en campeonatos organizados por la Federación Misionera de Básquetbol, a cargo del instructor Pablo Cibils que, con más de 30 años de trayectoria en esta institución, fue el DT semillero.
En Taekwon-do (estilo ITF): Representan al club en competencias regionales, provinciales y nacionales a cargo de los instructores Axel y Ramón Alberto Posdeley.
Se entrena al equipo de vóleibol femenino en las competencias provinciales, nacionales e internacionales; el vóleibol masculino se entrena en categoría menores y mayores. También se incursionó en la práctica del Newcom (vóley adaptado para la tercera edad).

* Fotografías del libro “Jardín América del Ayer” (Capítulo XII Club Timbó), del periodista Horacio Cambeiro.