“La boa constrictora es una especie que desaparecerá muy pronto de Misiones”

Así lo predijo Amado Martínez, presidente de la Asociación Civil “Yarará en Acción” ya que la urbanización avanzó sobre su hábitat. “Vivían en la zona de esteros, espacio que se les fue achicando”.

20/01/2021 18:23

EN EXTINCIÓN. Fue rescatado en el barrio Nemesio Parma.

La boa constrictora curiyú o anaconda amarilla (eunectes notaeus) “es una especie en peligro de extinción y pronto desaparecerán de Misiones”, anunció Amado Martínez, presidente de la Asociación Civil “Yarará en Acción” en diálogo con FM 89.3 Santa María de las Misiones.

El domingo tras la aparición de un ejemplar, de unos tres metros de largo y más de 15 kilos, en la zona de Nemesio Parma, en la ciudad de Posadas y a orillas del río Paraná, Martínez explicó que “se trata de las últimas que quedan ya que su hábitat está desapareciendo de la provincia pero no se extinguirán en Corrientes, Chaco o Formosa donde hay un ambiente propicio y amplio, hay más esteros. Pero de Misiones seguro que van a desaparecer”.

De acuerdo al especialista, Posadas era una zona ideal para este tipo de reptiles. “Casi todo Posadas eran arroyos y esteros, donde ellas tenían su hábitat y distribución. Hasta Candelaria fue su zona”.

En los últimos tiempos, la extensión de la ciudad avanzó y “se les está achicando el espacio, ese animal no se le puede largar en el monte. Ellas son semiacuáticas, viven en zonas de esteros, camalotes donde tienen comida”.

Por eso, en las próximas horas el ejemplar rescatado será liberado en una zona propicia: “Me comuniqué con la Dirección de Fauna y autorizaron que larguemos en algún lugar donde no esté urbanizado y sea su ecosistema. Creo que hoy a la tardecita la liberaremos en el arroyo que está en el límite con Corrientes, después del Arco”.

 

Acción a destacar

El domingo los vecinos de Nemesio Parma hallaron la boa y de inmediato alertaron al cuartel de Bomberos y también dieron aviso a “Yarará en Acción”, quienes procedieron al rescate del ejemplar. Cuando Martínez arribó al lugar, se encontró con una especie en peligro de extinción.

Ante la acción de los vecinos, destacó “en un principio la protección era para gatos y perros y ahora se va ampliando. La gente nos escribe y se informa”.

La boa rescatada en Nemesio Parma “es pariente de la anaconda, la anaconda amarilla. Las especies que se acercan al Ecuador aumentan su tamaño, es la misma que vive en el Amazonas, es el mismo género pero otra especie”, resumió el especialista. Y especificó “en Misiones solamente la encontramos en la zona sur”.

En cuanto a la peligrosidad, indicó “no tiene brazos, ni piernas, tiene dientes pero no veneno. Sin embargo, ellas pueden desconocer si un gato es doméstico o silvestre y por eso la llevaremos a un lugar lejos de la zona urbana”.