Inquilinos preocupados por el descongelamiento de los precios

La inflación, la pérdida del poder adquisitivo y la pandemia del coronavirus generan incertidumbre en los locatarios.

11/01/2021 07:58

BÚSQUEDA. El alquiler de una vivienda familiar tipo en Posadas oscila entre los 15 mil y los 40 mil pesos.

La caída de los ingresos por el freno en la actividad económica, como consecuencia de las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio tomadas para evitar la expansión de los casos de coronavirus, llevó a que muchas familias no puedan afrontar los pagos de los alquileres.

Frente a esto, el Gobierno nacional estableció en marzo pasado una serie de herramientas para ofrecer alivio a los inquilinos, que determinaron el congelamiento del valor de los alquileres, las prórrogas de contratos y la suspensión de los desalojos hasta el 31 de enero del 2021.

Sin embargo, el ajuste previsto habrá que pagarlo a partir de febrero de este año. Es que la diferencia entre el monto pactado y el que corresponde pagar por el congelamiento deberá ser abonada en al menos tres cuotas o, como máximo seis cuotas mensuales, iguales y consecutivas.

Esta situación genera preocupación en los inquilinos debido a las dificultades que se presentan para cubrir los aumentos y renovar los contratos.

“Por supuesto que hay preocupación tanto en sector inmobiliario como en los inquilinos, porque estamos en un período de incertidumbre y no se sabe qué va a suceder con la pandemia”, expresó a PRIMERA EDICIÓN el referente de la Asociación de Inquilinos de Misiones, Adrián Torres.

Indicó que “todavía se desconoce el impacto de las medidas dispuestas para regular algunas actividades ante el avance de los casos de coronavirus”.

No obstante, opinó que esperan que “las medidas acompañen coherentemente la situación”. “Creemos que podría llegar a prorrogarse el decreto”, agregó.

Reconoció a su vez que debido a la inflación y a la pérdida del poder adquisitivo de los salarios “hay morosidad en los pagos de alquileres tanto en locales comerciales como en viviendas”.

“Hubo acuerdos de desalojo, mucha gente dejó de alquilar y buscó medidas paliativas como ir a vivir a la casa de sus progenitores. Calculamos que seguiremos igual, si seguimos intensificando las medidas por la pandemia”, consideró.

 

Alta demanda de viviendas

La presidenta de la Cámara Inmobiliaria de Misiones (CIM), Julia Acosta Azoya, dijo a PRIMERA EDICIÓN que “hay una gran demanda de viviendas familiares”. “La gente está buscando casas, hoy no hay oferta de viviendas en alquiler. Entra algo hoy y mañana se va”, detalló.

Consideró que esto se debe en parte a “que muchas familias viven en departamentos y pasaron la pandemia encerrados”. “Como tenemos una situación sanitaria muy incierta, y no sabemos por cuánto tiempo más irá esto, la gente se está preparando y está previendo esta situación”, señaló.

A todo esto, aclaró que “faltan ofertas de viviendas para una franja promedio que es la del trabajador convencional que tiene un tope de ingresos”.

Y precisó que “en inmediaciones de las cuatro avenidas de Posadas, una casa con dos o tres dormitorios, pileta y quincho, cuesta alrededor de 40 mil pesos. Mientras que el modelo básico, como un dúplex con dos dormitorios, está entre 15 y 18 mil pesos”.