Fue a trabajar porque “ya no tenía síntomas de COVID-19”

Por orden judicial la policía clausuró una panadería céntrica cuyo propietario fue a trabajar porque “ya no tenía síntomas de COVID-19”, señaló una fuente del caso. 

07/01/2021 10:31

La investigación se inició el pasado martes a raíz de una denuncia que radicó una persona ante las autoridades policiales, donde adjuntó una copia de resultado realizada al comerciante el pasado 28 de diciembre y donde arrojó resultado positivo para coronavirus. En dicho examen, realizado en una clínica privada, le recomiendan al joven contagiado, de 24 años, que debe hacer aislamiento por un lapso de 14 días, agregó un vocero.

Los uniformados se entrevistaron con el panadero, quien les manifestó haberse realizado el test de COVID-19 en la citada fecha, ratificando que dio positivo, pero que se presentó a trabajar “por no sentir más síntomas”, según precisó una fuente.

Ante esta respuesta el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional de Posadas ordenó que se proceda a la clausura del local comercial en cuestión por parte del personal idóneo de la Municipalidad local.

La medida incluyó sanitizar el lugar y constatar quiénes más se encontraban trabajando en la panadería, identificando a una empleada de 25 años, a quien se le notificó que debe realizar cuarentena preventiva.

Del mismo modo la Justicia orientó que se proceda a notificar  la situación a personal de Salud Pública de la Provincia, y se le notifique de la instrucción de una causa por infracción al artículo 202 del Código Penal de la Nación al comerciante involucrado. Tanto la empleada como el individuo contagiado fueron trasladados hacia sus domicilios, a los fines de realizar cuarentena, señaló la misma fuente.

El mencionado artículo prevé que “será reprimido con reclusión o prisión de tres a quince años, el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”. Una persona puede contraer Covid-19 por contacto con otra que esté infectada por el virus.