Condenado a cinco años de prisión por dispararle a su cuñado

Juan Da Silva estaba con su pariente y tras ofuscarse le dijo: “voy a buscar un arma y te pego un tiro”. Lo hirió en el brazo y en la boca. Terminó sentenciado por el Tribunal de Oberá.

18/12/2020 20:43

SENTENCIA. Los magistrados del Tribunal Penal de Oberá avalaron la condena acordada por las partes.

Un encuentro entre dos cuñados que había ocurrido en un paraje cercano a El Soberbio en abril de 2019, terminó con uno de ellos herido de dos balazos. La víctima sobrevivió al ataque y el autor fue detenido y puesto a disposición de la justicia. PRIMERA EDICIÓN pudo saber que en los últimos días fue condenado por el Tribunal Penal 1 de Oberá por las lesiones que le provocó a su pariente.

El acusado, de nombre Juan Da Silva, se encontraba detenido con prisión preventiva y aguardaba fecha para ser juzgado en juicio oral y público. Sin embargo, para evitar comparecer ante el Tribunal y sabiéndose que no tenía posibilidades de salir indemne, aceptó abreviar el proceso y reconocer que él fue el autor de los disparos.

Aproximadamente a las 18.40 del 6 de abril de 2019, la víctima identificada como Ramón de Lima (39), estaba en compañía de Da Silva en una vivienda del Paraje Cuatro Bocas, ubicado a unos 25 kilómetros del pueblo. Compartían bebidas y sin que se pudiera certificar de forma fehaciente el motivo, Da Silva se ofuscó y le dijo a su cuñado “voy a buscar un arma y te voy a pegar un tiro”. Esto fue escuchado por otros familiares que estaban en el lugar.

Efectivamente minutos después regresó Da Silva y en el aire se escucharon dos detonaciones. Nadie vio el momento de la agresión, pero cuando los parientes se acercaron a ver observaron a la víctima con una herida en el brazo y otra en la boca.

Rápidamente lo trasladaron al hospital donde el médico certificó que tenía “lesión de arma de fuego en tercio inferior de antebrazo derecho con orificio de entrada y salida. Múltiples heridas de entrada en región bucal con fractura de dientes incisivos”.

El hecho fue informado a la policía y a los pocos minutos Da Silva fue detenido. En su poder le secuestraron un pistolón calibre 36 y una escopeta doble caño del mismo calibre. Los mismos fueron sometidos a pericias para confirmar con cuál de las dos había hecho los disparos.

El caso quedó prácticamente esclarecido a las pocas horas de la investigación. Tiempo después, el juzgado interviniente elevó al caso al Tribunal obereño.

Finalmente este Diario pudo confirmar que a través de un acuerdo llegado entre el fiscal y su defensor, Da Silva solicitó a los magistrados un juicio abreviado. El delito por el que estaba imputado era el de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa”. En base a lo estipulado por el Código Penal, la mensuración de la pena acordada fue la de cinco años y cuatro meses de prisión.

El escrito fue presentado ante las autoridades del cuerpo judicial, quienes tras analizar el hecho cometido y los años de reclusión, prestaron su conformidad, lo homologaron y así el acusado quedó formalmente condenado.