“Esto es un regalo de fin de año, la carne no bajó”

Abel Motte, empresario del sector cárnico, se mostró crítico con el Gobierno tras el acuerdo que tuvo con frigoríficos por cortes "parrilleros" para las Fiestas.

10/12/2020 19:53

Carne

En la jornada de ayer, el Gobierno Nacional acordó con los principales frigoríficos del país una rebaja en los precios de tres cortes de carne de cara a las Fiestas de fin de año.

Ante este anuncio, FM Santa María de las Misiones habló con Abel Motte, empresario del sector de la carne de Misiones, quien se manifestó crítico con esta resolución e indicó que “esto es un regalo de fin de año, la carne no bajó, la plata la van a sacar de otro lado, y la sacan de los impuestos que paga el pueblo argentino

El valor del asado hoy rondaría un precio real de $590 pesos, ese es un valor real, estoy hablando de carne de primerísima calidad. Después hay empresas, en el caso de la nuestra por ejemplo, que tienen la posibilidad de vender asado que compró con anticipación sabiendo lo que se venía, que vale 430 pesos la misma calidad que la otra, nada más que está comprado con anticipación”, explicó

Si lo pagamos a menos que eso, es porque en este caso el Estado nacional tomó la decisión de sacar plata de otro lado para bajar el precio del asado, eso no significa que bajó el precio del asado, significa que está haciendo plata de otro lado“, continuó.

Motte hizo principal hincapié en este punto y señaló que esta “oferta” crea una ilusión en la sociedad respecto al valor real en precio de la carne. “Si yo tengo que vender a 600 pesos el asado y lo vendo a 300, es porque alguien puso los 300 restantes. De donde lo saco desconozco, pero no podemos decir que bajó la carne, porque el día primero no va a aumentar sino que le van a sacar el subsidio

“Lo transmito de esta forma porque quiero que la gente tenga claro que hay una decisión política de que se coma carne barata, pero no bajó el producto, el primero de enero va a volver a valer los 600 pesos“, agregó.

Y finalizó recriminando que estas medidas “enfrentan al comerciante con el consumidor“, haciendo parecer luego que es “el comerciante quien no quiere bajar el precio de la carne”