Garupá: intrusaron predio privado en plena Avenida de Las Américas

Unas 20 familias se instalaron en un terreno situado sobre la avenida Las Américas y San Lorenzo. Pasadas las 14 y tras dialogar con el Juez se retiraron del lugar.

02/12/2020 10:56

Los toldos armados con lonas y tacuaras, una que otra carpa y chapas superpuestas a modo de paredes, le cambiaron la fisonomía al hasta entonces verde predio de casi una manzana en la avenida Las Américas y San Lorenzo de Garupá.

Medio centenar de personas, en su mayoría jóvenes, ocuparon desde el martes último el terreno que sería de un particular, con la clara intención de instalarse allí a vivir.

En horas de la mañana la Policía se acercó al lugar y charló con los ocupantes, quienes manifestaron a los efectivos que “no tenían ningún tipo de documentación o permiso de ocupación”.

Es así que se puso en conocimiento sobre el hecho al juez de Instrucción de turno.

El magistrado dialogó con los 55 ocupantes del predio y los mismos se retiraron en forma voluntaria y pacífica quedando desalojado totalmente el lugar, informaron las fuentes oficiales.

 

En horas de la mañana

Los vecinos miraban atentamente desde sus casas lo que pasaba en el predio, donde a la mañana y bajo el intenso sol, los ocupantes “cuidaban” para que “nadie llegue a querer meterse ahora”, según explicaron los propios intrusos a PRIMERA EDICIÓN.

La avenida Las Américas es la más conocida y transitada de esa localidad y que ocurra una ocupación en un terreno por más que sea privado merece la reflexión del alcalde.

El predio linda con el barrio Unidos, incluso la mayoría de los ocupantes viene de allí. “De acá nadie me saca, esto es para mí, que desde chiquito vi crecer los eucaliptos que después cortaron y se llevaron toda la madera. Tenemos necesidad de un lugar donde vivir y nadie nos da una respuesta. Lo voy a defender con mi vida”, dijo uno de los intrusos, mientras a los gritos intentaba impedir que desde un auto alguien lo filme con un celular.

Con un cuchillo y unas facas que descansaban sobre el pasto, el hombre tomaba tereré en compañía de unos jóvenes y repetía su intención de quedarse allí definitivamente.

“Más o menos 13 x 30 metros tienen las demarcaciones de los terrenos y las hicimos entre nosotros porque acá no hay ningún movimiento político ni nada por el estilo”, apuntó otro de los presentes.

También había niños de corta edad jugando, desentendidos de todo lo que pasaba. “Yo regresé de Buenos Aires, donde estuve viviendo. Nací en este barrio y estoy acá en este espacio por necesidad.”, señaló otra de las ocupantes.