Volver a la normalidad de a poco

La Dirección de Deportes de la Municipalidad de Oberá junto a Seguridad Acuática de la provincia entregó certificados a guardavidas que aprobaron la reválida el año pasado, junto al protocolo de aplicación para la temporada de verano 2020-2021.

31/10/2020 19:10

HABILITADOS. Seguridad Acuática de la provincia entregó la certificación a los guardavidas que aprobaron la reválida.

“Están asistiendo los Guardavidas que rindieron el año pasado y que nuevamente estarán habilitados para trabajar en las piletas. Cumplimos con la entrega del protocolo que deberán tener en cuenta los clubes que quieran habilitar las piletas”, afirmó Marcela Recalde, Directora de Deportes comunal.

Franco Bacigalupi, titular de Seguridad Acuática, aclaró que cada institución deberá ver su realidad para adaptarse a esta nueva realidad. “Esto es ensayo y error, en el accionar del Guardavidas debemos ver la realidad de cada municipio, cada pileta, cada balneario. Es un cambio importante para todos. No sólo para el guardavidas sino también para quien va a disfrutar de la pileta. Se está viendo cómo aplicar el protocolo, los clubes si darán turnos, ya que trabajarán en el cuarenta, cincuenta por ciento de su capacidad. La gente deberá tener paciencia”, expresó.

Natación envió el protocolo de habilitación de natatorios, Seguridad Acuática lo reformuló y presentó a Salud Pública de Misiones. “No será estricto en cada municipio, recomendamos que cada institución se adapte a su realidad. El municipio habilitará los natatorios de su localidad, recomendamos que cada club analice cómo aplicarán las medidas y lo presente, la idea es no poner trabas, sino trabajar en conjunto”, subrayó Bacigalupi.

Según el Director de Seguridad Acuática, queda mucho por delante, el foco está en que todos los municipios adhieran a la Ley, hasta el momento lo han hecho Posadas, Candelaria, Oberá y Eldorado.

“Se está trabajando en tener mayor amplitud con la Ley en la provincia. Tenemos la problemática del faltante de Guardavidas, Eldorado está abriendo una escuela de formación, así que vamos de a poquito avanzando. Actualmente hay cuatro municipios adheridos a la Ley, tenemos mucho trabajo, cada verano nos damos cuenta de la necesidad de tener seguridad en cada espejo de agua de la provincia”.

Por su parte los clubes de Oberá, analizan de qué manera habilitarán sus natatorios.

Al momento los clubes tradicionales estarían abriendo la temporada de verano. Los desafíos pasan por cómo cubrir costos de mantenimiento, sobre todo por los cupos limitantes e indispensables.