“El músico ‘under’ tiene que hacer las cosas con lo que tiene a mano”

Tito Fargo tocó reggae con Luca Prodan y fue guitarrista de Patricio Rey. Grabó y sesionó con diversos artistas. Forma parte del trío Gran Martell y la Kermesse Redonda. Produce bandas independientes. Y ahora se presenta con su set solista experimentando los alcances del audio inmersivo.

11/10/2020 20:46

Por Charly Esperanza

Héctor “Tito Fargo” D’Aviero, rockero experimentador, guitarrista, compositor y productor musical, mantiene encendida la llama de la insistencia con sus proyectos personales mientras que, al mismo tiempo como una danza de retroalimentación, se hace cargo de los sonidos de la guitarra en apuestas conjuntas con otros músicos.

En la añorada década del 80, supo trabajar con dos de las voces más representativas del rock nacional, Carlos “Indio” Solari y Luca Prodan. Actualmente encara nuevos desafíos con la preparación técnica del audio inmersivo en lo que será la próxima presentación de su Solo-Set Live, vía streaming.

Además, pese a las complicaciones físicas determinadas por la pandemia del COVID-19 continúa jugando con ideas relacionadas al trío Gran Martell, que comparte con Jorge Araujo (exbaterista de Divididos) y Gustavo Jamardo; y la Kermesse Redonda lugar donde confluyen varios exintegrantes de Los Redonditos de Ricota.

Fargo comenzó su actividad musical en su ciudad natal, Hurlingham, con bandas como “Tiempo”, “Deseos de Merlín”, “Éxodo Salmus”, y “Oigadina”.

Sus primeras apariciones que aún circulan en sonidos artesanales de registros en vivo por sobrevivencia de las cintas de cassette, y fueron elevados al universo de internet como archivos que provocan el éxtasis de los coleccionistas, se dieron con la Hurlingham Reggae Band, el proyecto paralelo a Sumo en aquellos años de Café Einstein.

No tan distintos

En diálogo con el programa Primera Plana, por FM 89.3 Santa María de las Misiones, Fargo recordó sobre la Hurlingham Reggae Band que “se dio en esa ciudad donde me crié, estábamos todos habitando ahí en ese momento, tanto Luca (Prodan) como (Diego) Arnedo éramos todos del barrio. Existía Sumo por un lado y por otro lado yo tenía una banda con ‘Superman’ Troglio (baterista) en una sala de ensayo, así que cada tanto nos cruzábamos, y todos éramos muy amantes del reggae. Luca tenía mucho conocimiento del estilo y estaba con muchas ganas de tocarlo. Mi banda tocaba en el Café Einstein que era un lugar de conciertos en Capital, y Sumo también. Decidimos un día juntar las dos bandas para hacer una que sólo toque reggae para acaparar el lugar los viernes, sábados y domingos”.

“La Hurlingham Reggae Band surgió así, a partir de ese seleccionado de músicos, en primera instancia estaba Luca liderando, ‘Superman’ tocando la batería, Arnedo en el bajo, yo la guitarra, y había algunas incursiones de Germán Daffunchio, otra veces también venía (Alejandro) Sokol para cantar. Íbamos probando muchos temas que después Sumo a la hora de editar su primer disco los adoptó y los grabó. Muchos temas del primer disco de Sumo y algunos del segundo también pertenecen a esa banda de reggae”, expresó en referencia a clásicos como “Kaya”, “No Acabes”, “El Reggae de Paz y Amor”, y “No Tan Distintos”.

 

Aquellos peligros sensatos

Según cuenta la historia, observado en algún recital de la banda de reggae por Skay Beilinson y la “Negra” Poli, guitarrista y manager de Patricio Rey respectivamente; Fargo fue invitado a sumarse a los Redondos para formar parte de aquella formación original que tocó regularmente en el circuito porteño y llegó por primera vez al disco.

Sin embargo, luego de un par de años, Fargo decidió abandonar Patricio Rey y se trasladó a España donde vivió hasta 2002. En su recorrido sesionó para Rita Marley, asistió a los Héroes del Silencio, y tocó con Willy Crook, Roberto Pettinato y Claudia Puyó.

Al regresar al país, se encontró con la gestación de “Los Decoradores”, también conocidos por “La Kermesse Redonda”, proyecto en el cual varios exintegrantes de Patricio Rey, como Sergio Dawi y Semilla Bucciarelli, se unieron para tocar canciones de parte de la discografía ricotera, y desempolvaron aquellas que no llegaron a ser grabadas de forma oficial por la histórica banda pero que circulan desde hace años en grabaciones piratas de diversos conciertos.

Sobre el 2020 de la Kermesse Redonda, Fargo contó que “salimos a tocar en enero o febrero, y eso fue lo último que hicimos. Teníamos unos cinco conciertos, con salida a Uruguay también, pero justo se frenó todo con la pandemia”.

“En estos momentos estoy editando videos de todo lo que hemos hecho en estos últimos años. Cada tanto subimos algo para el movimiento en las redes. Estamos con ganas de tocar, hay cosas interesantes por hacer, nosotros veníamos tocando en fábricas recuperadas, algo que fue un movimiento muy bueno, pero ahora hasta que no se pueda volver a los escenarios no creo que podamos organizarnos porque somos muchos trabajando, y eso requiere una serie de códigos y protocolos que no podemos afrontar. Estamos esperando que se pueda volver a hacer en el formato que nos gusta a nosotros que es poder subir a un escenario”, comentó.

“Son proyectos que están en ‘stand by’ por la situación que estamos viviendo. Sucede lo mismo con Gran Martell, en este momento estoy produciendo el fílmico que se hizo cuando grabamos nuestro último disco. Eso estaba todo en archivo pero como ahora no podemos salir a tocar decidimos intentar terminarlo antes de fin de año”, relató.

Lo atractivo de la independencia

Fargo destacó la importancia de mantener su línea artística dentro del paño de la independencia para no darle control a terceros sobre su ansía de creatividad.

“Siempre me gustó defender lo que la música me da que es una extrema libertad de decisión. A la hora de pertenecer a algún tipo de medio que te promueve la música, alguna compañía, uno empieza a depender y eso no me gusta mucho porque prefiero estar tratando de hacer lo que quiera. Mi atractivo pasa por la independencia, de hecho soy productor de bandas independientes y entiendo lo que les sucede, cómo se mueven, y ellos comprenden algunas cosas a partir de mi experiencia. En cualquier rubro y cualquier ámbito de la vida cuando uno más tenga poder de decisión sobre sus movimientos me parece que es lo más acertado”, indicó.

Al mismo tiempo, recalcó que “el underground es donde realmente está el semillero de todo lo que genera el rock en este país y en otros lugares, si bien a partir de los 90 el rock se posicionó como una música no tan alternativa y formó mucho más parte del sistema porque los medios lo potenciaron en la época de la MTV y ese tipo de corporaciones que financiaban un poco el movimiento”.

“Pero en el under figura lo más poderoso y es donde la cosa se genera. El músico under tiene que hacer las cosas con lo que tiene a mano y con lo que puede hacer, pero va y lo hace, no depende de un tercero que le dice por dónde ir. Hay músicos a los que hasta les dicen que no pueden tocar más, esas son situaciones tremendas y realmente pasan. Pueden decidir por tu vida artística si no estás muy al tanto de lo que firmás”, sentenció.

Lo artesanal y trozar lo digital

Consultado sobre la diferencia entre los procesos de grabación que se utilizaban en la década del 80 con la actualidad, el guitarrista manifestó: “Vengo de la época de lo que tiene que ver con la tecnología análoga, cintas y aparatos con botones por todos lados, pesados y viejos. La tecnología más actual lo que hace es alivianar un poco las conexiones entre los músicos, el transporte mismo de los archivos, esas cosas me parecen brillantes. También el hecho de poder escuchar una canción, poder trozarlo y pensar que pueda estar mejor de otra forma sin tener que volver a grabarla para modificar eso, me parece que esas son herramientas muy poderosas”.

“En cuanto al sonido, todo lo digital trata de imitar cada vez más al sonido análogo antiguo. Todos los procesos y lo que se busca es tratar de sonar como antes, generalmente. Pero hay determinados elementos que tienen que ver con el sonido puramente digital que hacen bien a la música, en función de otras cosas de lo análogo”, opinó y agregó: “Yo siempre estoy tratando de tener toda mi base analógica en un 70% y el otro 30% derivarlo un poco a búsquedas con lo digital que me están demostrando de alguna manera que comulgan en algún lugar”.

Tito Fargo presentará su “Dub Station”, bajo el formato Solo-Set Live, el próximo viernes 16 de octubre a las 22 horas desde la plataforma www.navestream.com.ar

El show se realizará bajo la novedosa modalidad del “audio inmersivo”, una mejora tecnológica que permite poner el cuerpo entero a disposición del audio para sumergirse por completo en la experiencia sonora 360°, según remarcaron desde la organización.