Mejoran los cítricos, pero forestales yerba y tabaco tienen problemas

CONINAGRO publicó un nuevo informe del “Semáforo de las Economías Regionales” que elaboró con datos de distintas producciones durante agosto de 2020.

10/10/2020 16:18

EFECTO CORONAVIRUS. El escenario económico, dominado por la pandemia, se ve agravado por los aumentos en los costos y la caída del consumo.

La Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (CONINAGRO) publicó el nuevo informe “Semáforo de las Economías Regionales” del mes de agosto y reveló que hay cuatro actividades en rojo, seis en amarillo y nueve en verde.

En relación a las producciones que se desarrollan en Misiones podemos encontrar que el sector forestal y la yerba mate recibieron una advertencia amarilla.

En el primer caso porque “siguen atrasados los precios de los rollizos” aunque se destaca “un leve repunte de las exportaciones”, mientras que en el segundo se observa “un cierre de cosecha en volúmenes sensiblemente menores, lo que afecta las perspectivas para este año inclusive importando materia prima desde Paraguay”.

En tanto que el tabaco presenta signos de crisis con una alerta roja ya que “sin la segunda parte del Fondo Especial Tabacalero (FET) el precio no llega a complementarse”.

El informe técnico descubrió también “un crecimiento en la demanda de cítricos”. Al respecto, el consejero de CONINAGRO por Corrientes y productor de cítricos, Nicolás Carlino, explicó que “la mejora en el sector se debe a una demanda sostenida, a la vez que hay una caída de la producción, hay menos fruta, pero ante la alta demanda y baja oferta, suben los precios y eso mejora la performance del sector citrícola”.

Remarcó que “el aumento en la demanda de cítricos se da porque la gente sabe que su consumo es beneficioso para tratar cuadros respiratorios”.

Por su parte, el presidente de la Primera Cooperativa Frutícola de General Roca en Río Negro, Sergio Riskin, contó que pudieron llevar adelante la temporada “tanto en la cosecha, como la actividad de los productores en las chacras y el empaque de frutas en la cooperativa, con dificultad, cumpliendo protocolos muy exigentes, pero con buenos resultados”.

A todo esto, manifestó que “la preocupación es para la próxima temporada, en la cosecha 2021 que comienza con la pera en enero”.

“Sucede que la mayor parte de la fruta es cosechada por mano de obra que viene del norte del país, de Tucumán, Entre Ríos, Santiago del Estero, entre otras y no sabemos si los trabajadores rurales podrán venir por el tema pandemia”, aclaró.

E indicó que “en la planta de empaque el embalado de fruta es artesanal y hay gran aglomeración de gente”. Para cerrar, sostuvo que “los canales comerciales están” y señaló que “en cuanto al futuro somos optimistas porque la gente vuelve a lo natural y al consumo de alimento sanos”. “Hay una búsqueda por conocer los alimentos. El consumidor quiere saber cómo y quién lo produce y bajo qué normas de responsabilidad social y seguridad alimentaria”, apreció.

Asimismo, los especialistas consideraron que algunas actividades, como la leche, profundizaron sus condiciones críticas. En el mes de agosto continúa la tendencia estancada en los precios, sin perspectivas de modificación en el corto plazo. “Similar situación se observa con el algodón, ovinos y tabaco, que continúan en rojo en este mes”, se detalló el informe.

Para sintetizar el presidente de CONINAGRO, Carlos Iannizzotto, dijo que “estamos en un momento complejo con la pandemia y la economía en general”. “El productor todas las mañanas se levanta con el ánimo de salir adelante a pesar de los golpes del clima, con heladas, incendios, sequía. Este informe que hoy presentamos tiene producciones en crecimiento y actividades en crisis. No vamos a bajar los brazos, queremos continuar trabajando”, cerró.

 

Análisis de los indicadores

De acuerdo con los datos que reveló CONINAGRO, hay cuatro actividades en rojo, seis en amarillo y nueve en verde, conforme a esta herramienta que, como todos los meses, publica la confederación cooperativista para que el productor agropecuario pueda hacer un seguimiento de los indicadores que se analizan.

Al respecto, el Área de Economía de la entidad explicó que “los cambios principales se dan en la actividad de porcinos, básicamente por un cambio en la demanda que repercute en los precios en forma directa”. Y agregó que “estas modificaciones fueron importantes respecto de la evolución de los últimos meses”.