Afirman que el límite máximo de la velocidad del sonido es de 36 km/s

09/10/2020 17:23

Una investigación entre la Universidad Queen Mary y la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, y el Instituto de Física de Alta Presión, en Rusia, descubrieron la velocidad del sonido más rápida posible y arribaron a la conclusión de que es de unos 36 kilómetros por segundo, revelaron a través de un artículo publicado en la revista Science Advances.

Las ondas, como las de sonido o de luz, son perturbaciones que mueven energía de un lugar a otro. Las ondas de sonido pueden viajar a través de diferentes medios, como el aire o el agua, y se mueven a diferentes velocidades según lo que atraviesan.

Por ejemplo, se mueven a través de los sólidos mucho más rápido de lo que lo harían a través de líquidos o gases, por lo que puede escuchar un tren que se acerca mucho más rápido si escucha el sonido que se propaga por las vías del tren en lugar de hacerlo por el aire.

La teoría de la relatividad especial de Albert Einstein establece el límite de velocidad absoluta a la que puede viajar una onda, que es la velocidad de la luz, y es igual a unos 300.000 kilómetros por segundo. Sin embargo, hasta ahora no se sabía si las ondas sonoras también tienen un límite de velocidad superior cuando viajan a través de sólidos o líquidos.

El estudio, según señaló la agencia DPA, muestra que la predicción del límite superior de la velocidad del sonido depende de dos constantes fundamentales adimensionales: la constante de estructura fina y la relación de masa protón-electrón, datos que, según los científicos, juegan un papel importante en la comprensión del Universo.

Sus valores finamente ajustados gobiernan reacciones nucleares como la desintegración de protones y la síntesis nuclear en estrellas, y el equilibrio entre los dos números proporciona una estrecha ‘zona habitable’ donde las estrellas y los planetas pueden formarse y emerger estructuras moleculares que sustentan la vida.

El profesor Chris Pickard, profesor de ciencia de los materiales en la Universidad de Cambridge, explicó que “las ondas sonoras en los sólidos ya son muy importantes en muchos campos científicos. Por ejemplo, los sismólogos utilizan ondas sonoras iniciadas por terremotos en las profundidades del interior de la Tierra para comprender la naturaleza de la sísmica eventos y las propiedades de la composición de la Tierra. También son de interés para los científicos de materiales porque las ondas sonoras están relacionadas con importantes propiedades elásticas, incluida la capacidad de resistir el estrés”.

Fuente: Agencia de Noticias Télam