Es ingeniero electrónico y ahora también sacerdote

Matías Aches es oriundo de Montecarlo, pero en la Capital del Monte se recibió en la UNaM antes de ingresar al Seminario.

13/08/2020 10:01

“PARTE IMPORTANTE DE MI VIDA”. Matías Aches, junto a sus padres y el obispo obereño Santiago Bitar, en un encuentro anterior a la pandemia.

La Diócesis de la Zona Centro de Misiones sumará un nuevo sacerdote el próximo domingo, cuando Matías Aches tenga su ceremonia de ordenación en la Catedral San Antonio, a las 16.

El joven oriundo de Montecarlo se radicó en Oberá apenas concluyó la secundaria, para seguir la carrera de Ingeniería en Electrónica. Pero “en el transcurso de la facultad entré a la Iglesia y descubrí esta vocación en mi vida. En el tercer año, me invitaron al grupo de jóvenes de Acción Católica y ahí encontré el mundo pastoral de la Iglesia. Cada vez me empecé a meter en más grupos y en un momento me di cuenta de que estaba más en la Iglesia que en la Facultad, fue cuando descubrí que quería que forme una parte importante de mi vida. Ya estaba en los últimos años de la carrera, así que decidí terminar primero”, relató a PRIMERA EDICIÓN.

A los 26 años, con el título de Ingeniero bajo el brazo y luego de realizar el proceso de discernimiento vocacional, ingresó al Seminario. “Ahora, al cabo de casi ocho años, está llegando este momento de la ordenación, con un protocolo especial”.

Matías Aches tiene a sus padres y una hermana en Montecarlo, el otro hermano vive en Corrientes y la menor en Oberá. Además, tiene cuatro sobrinos. “Mi familia me acompaña mucho, mis padres desde que tengo uso de razón están ligados a la Iglesia, pertenecen al grupo de Cursillo de Cristiandad, así que me crié entre esas familias. Por eso, una de las primeras misas que tengo programado celebrar va a ser en Montecarlo, el viernes siguiente a la ordenación, con ellos, porque son parte importante de mi vida”.

Con respecto a la ceremonia de ordenación del domingo, que será presidida por el obispo de Oberá, Damián Santiago Bitar, “mi mamá me dijo que está nerviosa y ansiosa, con una mezcla de sensaciones. La verdad es que yo también, más por el tema del protocolo y saber que no va a poder estar toda la gente que quisiera que esté”, confesó.

“Estoy organizando en esa primera semana hacer misa en distintos lugares. El lunes me voy a Posadas a servir en el Seminario, en la Catedral de Posadas; el martes a Alberdi, el miércoles a San Vicente y el viernes a Montecarlo. Es una manera de estar cerca de la gente que no va a poder estar en la ordenación, para compartir con ellos también”, adelantó.

 

Destino: San Vicente

El destino pastoral de Matías ya está definido: “En la Parroquia San Juan Neumann de San Vicente, acompañando al párroco Marcelo Szyszkowski. Ahí me quedaré como vicario, para ayudarlo a atender las 22 capillas que tiene la Parroquia”, precisó el futuro sacerdote, quien está enfocado en la comunidad a la que servirá: “De esas 22 capillas, 20 están en la colonia, camino a El Soberbio y a Colonia Alicia. Es gente muy cálida en el trato, en el afecto. Tuve la oportunidad de visitarlos e ir conociéndolos. Quiero lograr que me tengan confianza, para que podamos hablar de todos los temas. Creo que el diálogo es importante para poder tratar cualquier problemática”.