Accidente o atentado: Beirut se convirtió en una zona de desastre

Se iban contabilizando más de 70 muertos y miles de heridos aunque quedaban personas desaparecidas. Explotaron “toneladas de nitrato”. Conmoción mundial.

05/08/2020 07:52

Todavía no hay una explicación oficial para la presencia de 2.750 toneladas de nitrato de amonio en la zona portuaria de Beirut. Menos aún para las dos explosiones consecutivas que provocaron un desastre en la jornada del martes a varios kilómetros a la redonda.

Los videos capturaron la onda expansiva que golpeó edificios a mucha distancia, mientras que una enorme nube de polvo y escombros se elevaba por el cielo.

Mientras los operativos continuaban en la madrugada de hoy, se iban contabilizando más de 70 muertos y alrededor de cuatro mil heridos a los que las clínicas no daban abasto para tratar de salvar las vidas.

El director general de Aduanas del Líbano, Badri Daher, aseguró que la enorme explosión registrada este martes en Beirut se debió al estallido de un almacén de materiales explosivos de alto poder que habían sido confiscados en años anteriores, según reportó la cadena qatarí Al Jazeera.

 

Abdo Jaroush

“El área afectada es muy grande”

Abdo Jaroush es presidente de la Liga Libanesa Argentina. Desde Beirut habló ayer con  FM 89.3 Santa María de las Misiones, a las pocas horas de haberse producido la explosión.

Relató que “es muy difícil el asunto. La gente hacía mucho no escuchaba de explosiones pero ésta fue muy grande. Empezó con una pequeña que los Bomberos fueron a apagar y saltó otra más grande”.

Jaroush describió que “El área afectada es muy grande. Vivo a dos kilómetros y el edificio en el que vivo se movió y pensé que se iba a caer”.

Relató con el impacto de todo lo sucedido que “en una radio dijeron que era similar a un temblor de grado 4. Muchos vidrios se rompieron. Cuando salió la segunda explosión hubo humo de color rosado y de allí la preocupación de qué fue lo que explotó, si son químicos. Ahora dicen que es nitrato de amonio, por eso la gente salió de Beirut”.

Apenas ocurrió el hecho, Abdo se fue “a una montaña para estar alejado de lo sucedido”.

En el epicentro de la explosión, el “puerto tiene mucho movimiento y trabajadores. Aparte de los barcos de la ONU y las importaciones que entran a El Líbano ingresan por ahí. Seguramente tendremos problemas con el pan porque se habrían quemado los silos de trigo, las importaciones de almacenes, artículos médicos, mascarillas para protegernos del coronavirus”.

Estimó que “en El Líbano habrá más o menos 700 argentinos. Hemos hecho un grupo por Whatsapp donde tenemos 150 personas. Hasta ahora no hay víctimas argentinas que hayan sufrido en esta explosión”.

Advirtió finalmente que “estamos teniendo problemas con los sanatorios por la cantidad de personas heridas que dejó la explosión”.

 

“Inaceptable”

El presidente del país, Michel Aoun, escribió en Twitter que era “inaceptable” que hubiera 2.750 toneladas de nitrato de amonio almacenadas de forma insegura.

A poco de producida la catástrofe, quedó por investigarse si se trató de un accidente o un atentado.

Aunque el presidente Aoun convocó de inmediato a una “reunión urgente” del Consejo Superior de Defensa para analizar las posibles causas del hecho, el primer ministro Hassan Diab fue tajante al advertir que los responsables “deberán rendir cuentas”.

“Aquello que sucedió hoy no pasará sin consecuencias –dijo Diab en un mensaje televisivo-. Los responsables de esta catástrofe pagarán el precio”.

El Consejo de la Defensa declaró a la capital como “zona de desastre” y la destrucción total o parcial de los hospitales cercanos obligaba a trasladar a los heridos a otras ciudades.

Como bomba nuclear

Mientras el Ejecutivo anunciaba para hoy un día de luto en todo el país, el gobernador de Beirut, Marwan Abboud, comparó la situación de daños y víctimas con Hiroshima, una de las dos ciudades japonesas a las que Estados Unidos atacó con bombas nucleares al final de la Segunda Guerra Mundial.

Un lejano recuerdo a esos ataques generaron las decenas de filmaciones del enorme hongo de humo, entre rojizo y negro, que habitantes de la ciudad tomaron con sus teléfonos celulares y que rápidamente se viralizaron en redes y medios.

La tragedia viene a sumarse a dos situaciones que mantienen al país muy golpeado: la peor crisis socioeconómica en décadas y el avance del coronavirus, que en los últimos días registró un rebrote que empujó a otra cuarentena que empezaría mañana.

 

Daños a la Embajada argentina

La Cancillería argentina informó que el edificio donde se encuentra la Embajada en Beirut fue “gravemente dañado” en su interior, a raíz de las explosiones ocurridas en el puerto de esa ciudad, pero no se reportaron heridos ni muertos.

El edificio donde tiene sede la Embajada argentina en Beirut se encuentra ubicado a unas 20 cuadras de la zona portuaria, donde ocurrieron las explosiones.

En tanto, desde la representación diplomática argentina, que encabeza el embajador, Mauricio Alice, informaron que “por el momento tampoco hay heridos y víctimas fatales de las explosiones en la comunidad argentina de la capital libanesa”.