Buscan fortalecer a la biodiversidad para la recuperación económica pospandemia

Safrán remarcó que “a nivel mundial, la superficie que se destina a la preservación ronda un 12%, pero en la provincia es de un 48%”. Apuntó a la importancia de los proyectos sustentables trabajados por los organismos.

13/07/2020 22:36

ENCUENTRO. De modo virtual, se llevó a cabo el segundo “Seminario IMiBio Ciencia Abierta”.

El pasado miércoles se llevó a cabo un webinar, organizado por el Instituto Misionero de la Biodiversidad (IMiBio), para evaluar la importancia de proteger los recursos naturales que forman parte de la biodiversidad argentina y que podrían traducirse en un valor económico. En ese sentido, diversos referentes remarcaron el trabajo realizado por la provincia de Misiones, principalmente a partir de la creación del IMiBio, subrayando además la necesidad de identificar y demostrar los beneficios económicos derivados de la conservación y del uso sostenible de los servicios ecosistémicos. Para ello, se vuelve indispensable tener presente a los recursos que aportan actividades como la agricultura, la pesca, los bosques y el turismo, y su valor que depende de la salud de la biodiversidad.

El ministro de Hacienda de Misiones, Adolfo Safrán, señaló los resultados y el impacto del esfuerzo realizado por Misiones para continuar con el desarrollo de la biodiversidad. Por ello, destacó la importancia “del cuidado que hace la provincia en la frontera ecológica, al estar ubicada dentro de lo que es la selva paranaense, respecto de los demás países que nos rodean”.

En relación al trabajo impulsado para la preservación de la biodiversidad y el cuidado del medio ambiente, el funcionario indicó: “Misiones tiene la fortaleza de ser una provincia con superávit fiscal a pesar de que tenemos una muy injusta coparticipación federal, una de las más bajas a nivel país en términos per cápita. Así y todo, somos una provincia desendeudada”.

“Tenemos una fuerte inversión social, 27% en Educación y 32% en las áreas de Salud y Desarrollo Social, o sea, un 59% que se invierte en las áreas sociales del presupuesto provincial”, contextualizó.

Al mismo tiempo remarcó que “los organismos que se encargan de atender el cuidado del medio ambiente, como el Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables, cuenta con un presupuesto anual de $891 millones y el Instituto Misionero de Biodiversidad un presupuesto anual de $296 millones”.

Sobre los costos que enfrenta Misiones para mantenerse en el camino del cuidado del medio ambiente, comentó: “Si Misiones se dedicara a cultivar, por ejemplo, la soja en los lugares donde hoy tenemos la biodiversidad, generaría ingresos anuales por 79 mil millones de pesos”. Así, recordó que existe una gran cantidad de hectáreas cuidadas y protegidas que no generan ningún tipo de rentabilidad pero tampoco se usan para actividades productivas industriales y comerciales de servicios agropecuarios, y por “no generar ese tipo de producción, se deja de recaudar impuestos provinciales por cerca de 10.400 millones de pesos al año, en términos de costo-oportunidad. Es a lo que estamos renunciando para cuidar el medio ambiente”, agregó.

“A nivel mundial, la superficie que se destina a la preservación en promedio ronda un 12%, pero en el caso de Misiones estamos llegando a un 48%, o sea, tenemos 36 puntos porcentuales más de superficie destinada al cuidado del medio ambiente”, apuntó. Eso en términos de gasto por hectáreas en dólares, arroja un valor total de 2.182 millones de pesos “por este exceso de cantidad de hectáreas que tenemos para preservar el medio ambiente, por encima del promedio mundial”, añadió.

“El cuidado del medio ambiente también hace su aporte para disminuir el impacto de las inundaciones, por eso tenemos menos costos por inundaciones, menos costos de familias afectadas y producciones que se pierden que otras provincias. En Chaco, las inundaciones generaron pérdidas de 11.000 millones de pesos, teniendo en cuenta que allí se han deforestado más de 1.145.000 hectáreas. El cuidado del bosque nativo reduce el impacto de las inundaciones y eso también tiene un importante valor económico”, subrayó.

Aporte a otras regiones

“El hecho de que Misiones cuide el medio ambiente permite que se tenga un régimen pluviométrico nacional que aporta a las hectáreas de la Pampa húmeda, la zona productiva de nuestro país”, comentó el ministro de Hacienda provincial.

Iniciativas y respaldo 

En base a los proyectos sustentables de los distintos organismos del Gobierno provincial, el ministro Adolfo Safrán dijo: “Tenemos iniciativas del Ministerio de Energía por 300 millones de pesos, en los que se pueden encontrar, por ejemplo, paneles solares para viviendas. El Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología tiene proyectos por 140 millones de pesos en los que se encuentran el acceso al agua segura para comunidades mbya guaraní, análisis y gestión de residuos urbanos para algunas localidades, o el sistema e implementación de riego fotovoltaico para pequeñas huertas o familias. En el Ministerio de Agricultura Familiar también hay proyectos por 100 millones de pesos, vinculados al desarrollo de microalgas. Y finalmente en el Parque Industrial de Posadas hay proyectos de innovación social por 50 millones de pesos, vinculados al reciclado urbano, desarrollo y producción del biocuero. Es decir, son todos proyectos económicos sustentables pero que además son sostenibles en términos del cuidado del medio ambiente”.

“La acción verde se ha extendido”, afirmaron

Entre los disertantes durante el encuentro virtual, estuvieron presentes Viviana Rovira, presidenta del IMiBio; Adolfo Safrán, ministro de Hacienda de Misiones; Silvia Vázquez, directora de Asuntos Ambientales de la Cancillería; José Dallo, director para el Cono Sur de ONU Ambiente; Horacio Schenone, presidente de la Fundación Bosques Nativos Argentinos; el embajador argentino en Panamá, Marcelo Lucco; y Alberto Pacheco Capella, coordinador regional de subprogramas de biodiversidad y ecosistemas de América Latina y el Caribe.

Dallo, representante del Programa de ONU Medio Ambiente, manifestó: “Cada vez más vemos hablar de temas ambientales en los mercados financieros. La acción verde se ha extendido más de lo que parece. Más allá del deber moral, hay veces que ayuda ponerle algún número detrás y de lo que significan para nosotros los recursos naturales, por ejemplo en términos de salud”.

Además, analizó que “se necesita un cambio conceptual de nuestra relación con la naturaleza. Si ponemos a la naturaleza como motor de la economía, vemos que el 42% de las exportaciones globales están basadas en la biodiversidad”.

Por su parte, Silvia Vázquez, directora de Asuntos Ambientales de la Cancillería, expresó: “La Argentina tiene una actitud absolutamente depredadora del modelo productivo. Es momento de poner el foco en los recursos naturales en una región. En esta salida de la pandemia, para poder seguir adelante debemos dar una respuesta que constituya una inversión y le garantice a nuestros hijos y nietos que contarán con las herramientas suficientes para afrontar los retos de su época”.

En relación a la consulta sobre quién paga los servicios que dejan de ser percibidos por quienes eligen conservar y proteger, Horacio Schenone, presidente de la Fundación Bosques Nativos Argentinos, apuntó: “No es bueno hacer pagar a quienes contaminen porque la idea es evitar toda esa contaminación. Así que sobre aquellos que se benefician de servicios ecosistémicos y generan renta producto de calidad de aire o de agua, considero que esa renta debería ser distribuida en función de los servicios ecosistémicos que, por ejemplo, provee la provincia de Misiones”.