Salió con amigos a cazar pero apareció muerto de un disparo

Patricio Rodríguez (19) habría cruzado a Brasil de cacería pero el sábado por la noche fue hallado a un costado de la ruta provincial 2 con golpes en la cabeza y un tiro en la espalda. Los tres hombres que lo acompañaron fueron detenidos en Colonia Paraíso, en el Soberbio

13/07/2020 07:47

Detenidos-Caso-Patricio-Catriel-Rodríguez

INVESTIGACIÓN. Los tres detenidos fueron los últimos en tener contacto con el joven asesinado.

Efectivos de la Unidad Regional VIII, con jurisdicción en la localidad de El Soberbio, investigan el homicidio de un joven de 19 años identificado como Patricio Catriel Rodríguez, quien fue hallado a la vera de la ruta provincial 2 y a unos 37 kilómetros de la zona urbana de El Soberbio, con un disparo de arma de fuego en la espalda y un fuerte golpe en la cabeza.

En principio reportaron el hecho como un siniestro vial, pero las primeras pericias llevaron el caso a un posible asesinato.

La Policía se enteró del hecho alrededor de las 20 del sábado. Un joven de 19 años junto a su hermano de 21 y su padre de 45 llamaron al sistema 911 para reportar que un conocido habría sufrido un despiste en su motocicleta.

Supuestamente habían ido juntos a cazar a Brasil y, al poco tiempo de regresar, Patricio Rodríguez se fue a su casa y a unos metros se cayó de la motocicleta. Dijeron que al ir a verlo, estaba sin signos vitales a un costado del camino de ingreso a Colonia Paraíso.

Sin embargo, las pesquisas fueron llevando el caso para otro lado, ya que los uniformados establecieron que la escena donde estaba el joven fallecido fue modificada y que aparentemente no murió por un siniestro con el rodado.

Posteriormente surgió la novedad de que el cuerpo de Patricio Rodríguez tenía fuertes golpes en el cráneo, cara, piernas y manos, además de un orificio en la espalda, compatible con arma de fuego, sin salida. En su mochila ya no estaba el animal capturado ni el arma utilizada para cazar.

Por ello, los denunciantes del presunto siniestro vial (los dos hermanos y su padre) fueron detenidos.

Según fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN, en sus testimonios, los ahora detenidos se mostraron dubitativos y además, al realizar una inspección en el domicilio ubicado en Colonia Paraíso, una mujer (madre de los jóvenes y esposa del hombre) entregó un rifle de aire comprimido modificado calibre 22 que luego se estableció que pertenecía al fallecido. También secuestraron un cartucho percutado en una cartuchera improvisada sobre la culata del arma y una vaina servida en el cañón.

Los efectivos comenzaron un rastrillaje por la zona y a unos 50 metros del domicilio de los detenidos -a unos 250 aproximadamente del lugar donde hallaron el cuerpo-, encontraron entre malezas otro rifle, también calibre 22 milímetros, con correaje, sin marca ni numeración visible, cañón recortado, con un cartucho intacto.

Desde las 11 hasta las 18 del sábado está claro qué hicieron los involucrados: cruzaron a Brasil en una embarcación improvisada y regresaron supuestamente a la hora mencionada, pero de allí en más no se sabe qué pasó con el fallecido.

Los primeros resultados de los exámenes médicos de la Policía datan que la víctima pudo haber muerto justamente entre las 17 y las 18 horas del sábado.