Jorge Gauna será juzgado el 15 de julio por el femicidio de Yanina Benítez

El juicio por el estrangulamiento de la mujer de 24 años se realizará con una nueva defensora tras la renuncia de los anteriores abogados del acusado horas antes del debate, que debió comenzar el jueves en el Tribunal Penal 2.

04/07/2020 20:22

CALLES BRASIL Y PARAGUAY. La hija de Yanina Benítez escapó de la vivienda y pidió auxilio para su madre asesinada.

Desde el martes 9 de abril de 2019 el Tribunal Penal 2 de esta capital aguarda sentar en el banquillo a Jorge Alberto Gauna (29) para que se debata y esclarezca la acusación en su contra, el “homicidio calificado por el vínculo” de Yanina Benítez (24) ocurrido en Garupá, en octubre de 2014, en la víspera del Día de la Madre.

El último intento estaba agendado con audiencias para el jueves, ayer y los alegatos y sentencias para el próximo lunes.

Pero volvió a fracasar tras la renuncia de los abogados a continuar con el padrinazgo de Gauna y, de acuerdo a fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN, tras la negativa del fiscal del debate de proponer un acuerdo de suspensión de juicio abreviado por un crimen cometido bajo “emoción violenta”. La imputación formal del caso es “homicidio calificado por la convivencia”.

Vale aclarar que, desde diciembre de 2012, con la reforma del artículo 80 del Código Penal Argentino, a este delito se lo considera “femicidio” y prevé condena de prisión perpetua.

 

Nueva defensa

Con una nueva representación legal, Gauna será juzgado ahora a partir del miércoles 15 de julio y con diez testigos citados a declarar y ante la misma conformación del Tribunal Penal 2, los camaristas César Antonio Yaya, Carlos Jorge Giménez y Gregorio Augusto Busse y el fiscal subrogante, Martín Alejandro Rau, al frente de la acusación.

De acuerdo a los autos del expediente, Yanina Andrea Benítez (24) fue asesinada durante la noche del viernes 17 de octubre de 2014 en la vivienda que alquilaban en el barrio Unido de Garupá.

Fue su hija de seis años quien comprobó, luego que Gauna abandonó el inmueble, que su madre estaba sin vida en la misma vivienda.

 

Considerado macabro

El hecho se recuerda teñido de macabro por el sometimiento a la víctima a reiteradas amenazas y que, una vez cumplidas, incluyeron el encierro de la pequeña junto al cadáver y el secuestro del bebé de ambos.

Jorge Gauna lleva preso cinco años y nueve meses y ahora enfrentará los tres días previstos de debate oral en los que podrá defenderse de las acusaciones pero que, de acuerdo al expediente, no le será un trámite fácil, ya que entre las pruebas y evidencias en su contra resuena el testimonio de la hija de Benítez, testigo directo del crimen.

El femicidio de Yanina Andrea Benítez ocurrió durante los últimos minutos del viernes 17 de octubre, casi ingresando en la víspera del Día de la Madre del domingo 19, en una vivienda de calle Brasil entre Paraguay y San Lorenzo en el barrio Unido de Garupá.

Gauna y Benítez acarreaban una relación de pareja de poco más de dos años y habían sido padres de un bebé.  Pero Gauna se habría tornado un sujeto violento, que pasó de la agresión verbal a los golpes en pocos meses y de forma reiterada, según los testigos.

Fue una discusión el preludio del fatal desenlace luctuoso. Habría tomado con sus manos del cuello a Yanina hasta asfixiarla. Después la habría arrastrado hacia la habitación donde dormía su hija, fruto de un concubinato anterior de Benítez. Tomó las llaves de la casa y al bebé de pocos meses y huyó hacia la casa de sus padres también en Garupá.

La niña logró romper una ventana y corrió a la casa de su abuelo por auxilio. A las 11 de la mañana Gauna se presentó ante la policía con el bebé en brazos y quedó detenido.