Tras la autopsia, San Javier despedía ayer los restos de Yésica

El examen preliminar de los facultativos policiales arrojó que la víctima murió tras ser degollada.

22/06/2020 08:09

LA ESCENA. Los peritos policiales trabajaron hasta tarde en el lugar del femicidio de Yésica Tavárez.

Por orden judicial y tras realizarle la autopsia correspondiente, fue entregado a sus familiares el cuerpo de la joven madre Yésica Tavárez (19), asesinada el pasado sábado por su exapareja.

Si bien no trascendió oficialmente aún el resultado de dicho examen forense, se pudo saber que la víctima presentaba “una única herida cortante de gran tamaño y profundidad en región anterior de cuello”, es decir que fue degollada. Además, en su cuerpo el médico policial halló “livideces generalizadas”.

Tal como publicó PRIMERA EDICIÓN, pasadas las 11 del sábado, Yésica fue asesinada por su exconcubino y padre de su hijo de poco más de un año. El femicidio seguido de suicidio se registró en una vivienda del barrio Bartel de la localidad de San Javier.

Las primeras evidencias y testimonios apuntan a que Silveira Márquez la golpeó y la apuñaló hasta que la joven se desangró en el piso del inmueble en el que convivieron hasta hace tres semanas, cuando la joven decidió huir de la violencia intrafamiliar y denunciar a su agresor por temor a que, tanto a ella como a su niño les ocurriera algo grave.

El individuo sindicado como el autor del femicidio, Daniel Silveira Márquez (29), se quitó la vida ahorcándose en la misma casa. Su cadáver fue hallado al lado de la cuna de su hijo.

 

Discusión previa

Fueron los mismos vecinos del barrio, próximo al cementerio de San Javier, los que habrían escuchado alrededor de las 11 de ese sábado que Yésica Tavárez y Silveira Márquez comenzaron a discutir. La joven habría avisado que necesitaba retirar la ropa de su hijo y la suya, entre otras pertenencias, de la vivienda que habitó hasta hace veinte días.

Los testimonios, incluso de familiares vecinos, apuntaron que ella escapó con el menor de su pareja y lo habría denunciado ante la Justicia de Familia por episodios de violencia reiterados.

Discutieron en la calle y la situación se caldeó con insultos. Según consignaron fuentes confiables, vecinos vieron a Silveira Márquez sujetar o agarrar del cuello a Tavárez y forzarla a entrar a la casa de madera y techo de chapas.

Se baraja que dentro de la vivienda Tavárez siguió siendo golpeada y que su agresor tomó un machete y le cortó la garganta. La víctima cayó al piso boca abajo y perdió la vida en pocos segundos, según las pericias preliminares.

Acto seguido, Silveira Márquez se colgó de una soga que previamente ató a un tirante del techo. Lo hizo a menos de un metro de distancia de Yésica.

Vale agregar que al joven también le realizaron la autopsia y su cuerpo fue entregado para velatorio. En la escena se incautó un machete con manchas similares a sangre y que eran sometidas a pericias.

El hecho es investigado por efectivos dependientes de la Unidad Regional VI, con asiento en Leandro N. Alem. Interviene en la causa la Jueza de Instrucción 5 de esa misma ciudad, Selva Raquel Zuetta.