Esperan que anuncios de obras nacionales reactiven el empleo

La obra pública sigue estancada y sólo seis de cada diez trabajadores volvieron a la actividad.

16/06/2020 08:43

SIN ARRANCAR. La obra pública necesita mucho de los aportes nacionales para reactivarse, cosa que todavía no está ocurriendo.

En Misiones la construcción está habilitada hace casi dos meses, sin embargo desde el gremio y las empresas admiten que la obra pública sigue estancada al tiempo que la privada muestra bastante dinámica.

Se estima que de cada diez trabajadores seis han vuelto a la actividad. En la tierra colorada 2.456 trabajadores del sector quedaron sin empleo, según un informe realizado por la Consultora Politikon Chaco. Se trata del índice más alto de la región y la octava pérdida más grande del país.

Además, desde que arrancó el aislamiento en marzo, es la única provincia del NEA donde el empleo en dicho sector no creció.

Sobre el tema se refirió Miguel Ángel “ Jair” Dib, asesor de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA), quien en conversación con FM 89.3 Santa María de las Misiones dijo que “Misiones no es ajena a la coyuntura económica y social que sucede en el país y en el mundo, como así también en la industria de la construcción; la cual desde hace un tiempo viene ya viene muy golpeada o con baja constante en la mano de obra registrada”.

Agregó que “todas las estadísticas o los índices hacen referencia al empleo registrado porque -lastimosamente- es muy difícil evaluar el empleo no registrado”.

A la vez, Dib señaló que “la construcción hace más de un mes y medio que comenzó con sus actividades, pero es una industria que depende mucho de las inversiones que hace el Estado, tanto provincial como nacional”.

En este punto, explicó que “creemos que las últimas medidas que fueron anunciadas tras la visita del presidente de la Nación (Alberto Fernández) se puede generar una mejora en los registros laborales”.

Y en este marco, recordó que “hay varios fondos nacionales que aún no han llegado a la provincia; por lo cual eso implica un parate de varias empresas que estaban esperando esos fondos para continuar. Eso también género la paralización de nuestros trabajadores”.

Sin embargo, comentó que “continuaron con sus trabajos las obras privadas; por lo cual se puede decir que de cada 10 trabajadores seis han vuelto a la actividad”.

Dib remarcó, en consecuencia, que “nuestra gran preocupación es el desocupado. Esa persona que perdió su trabajo hace poco tiempo o que no encuentra. Sabemos que en esta situación es muy difícil salir a buscar”.

En lo que refiere a los acuerdos firmados entre los Gobiernos de la Nación y la Provincia, reconoció que “las expectativas son grandes y esperemos que esos acuerdos firmados se traduzcan en obras. Y, a la vez, que esas obras que las PyME constructoras llevarán adelante beneficien a la reinstalación de los puestos laborales registrados”.

En cuanto a los tiempos, Dib subrayó que “todo tiene un proceso y seguro esos anuncios se plasmarán en algún momento. En la actual situación, eso determina una lentitud aún más en lo que es la diagramación de las políticas públicas”.

Por otro lado, mencionó que “ante la situación de crisis económica, mucha gente invierte en su vivienda o en una mejora”.

“Pero son trabajadores que están dentro del empleo informal porque no están registrados y no tienen aportes. Es decir son trabajos privados, por lo cual no hace falta que se registre al trabajador de la construcción”, remarcó.