La hermana del líder norcoreano Kim Jong-un, amenaza a Corea del Sur

Pyongyang acusa a Seúl de permitir que desertores lancen panfletos desde el sur hacia su territorio, en los que critican al líder norcoreano.

14/06/2020 10:36

Kim Yo Jong, la hermana del líder norcoreano Kim Jong-un, amenazó con emprender acciones militares contra Corea del Sur después de haber cortado las relaciones bilaterales por la “incapacidad” de Seúl de evitar que activistas al otro lado de la frontera arrojen propaganda anticomunista hacia el norte.

Kim, quien en el último año ha comenzado a asomar como una de las figuras importantes de Pyongyang, se refirió a sus vecinos como el “enemigo” y repitió la advertencia de que Seúl pronto será testigo del cierre de la oficina de enlace norcoreano, en la zona fronteriza de Kaesong, por “inútil”.

La hermana del líder norcoreano, que además es subdirectora primera del departamento del Comité Central del Partido de los Trabajadores, dijo que permitirá que los jefes militares de su país tomen represalias contra el Sur.

“Al ejercer mi poder autorizado por el líder supremo, nuestro partido y el Estado, di instrucciones a los brazos del departamento a cargo de los asuntos con el enemigo para llevar a cabo decisivamente la próxima acción”, informó en un comunicado que fue emitido por la agencia de noticias oficial de Corea del Norte KCNA.

El derecho de tomar la próxima acción contra el enemigo se confiará al Estado Mayor de nuestro ejército“, agregó.

Su dura retórica pone en claro el importante papel que la joven, de 32 años, tiene en el Gobierno norcoreano, en el que según confirmaron recientemente los medios estatales, quedó a cargo de las relaciones con el Sur.

La oficina de enlace, que está cerrada desde enero como una medida de precaución ante el estallido del coronavirus, se creó como resultado de las cumbres bilaterales entre el líder norcoreano y el presidente surcoreano, Moon Joe-in, en 2018.

El gobierno de Moon, además de trabajar por mejorar las relaciones con su vecino, fue el principal impulsor de las cumbres nucleares entre Kim y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en 2018.

Pero en los últimos meses, Corea del Norte se ha estado quejando de la falta de progresos en las conversaciones con la administración Trump.

La semana pasada informó que cortaría los canales de comunicación gubernamentales y militares con el Sur y amenazó con abandonar los acuerdos de paz intercoreanos alcanzados por sus líderes en 2018.

Dichos acuerdos incluyen uno militar para tomar medidas que reduzcan las amenazas militares y eliminaron algunos puestos de guardia de primera línea, entre otras cuestiones.

Los comentarios de este sábado de Kim llegan después de que un alto funcionario norcoreano dijera que Corea del Sur debe dejar de hablar sin sentido sobre la desnuclearización del Norte y asegurara que Pyongyang seguiría expandiendo sus capacidades militares para contrarrestar lo que percibe como amenazas de Estados Unidos.

Fuente: Agencia de Noticias Télam