En San Vicente cada vez más colonos se vuelcan a la producción de leche

Lentamente la actividad va ganando espacio entre los productores sanvicentinos y desplaza al movimiento tabacalero.

16/05/2020 19:28

Los que se vuelcan a esta producción, la transforman en la principal actividad productiva de la chacra, desplazando al tabaco. La cooperativa Las Mercedes de San Vicente nuclea a veinte productores y elabora distintos tipos de quesos que son colocados en el mercado local. Hay más demanda y la intención es que estos productores aumenten su producción.

“Con diez vacas en ordeñe permanente, el productor tiene una actividad rentable. Necesitan mejorar las instalaciones y la genética de sus vacas”, dijo Claudio Ferrari, técnico de la Delegación de Agricultura Familiar Campesina e Indígena (SAFCI) de la Nación que los asesora.

Así, los colonos que prueban la producción de leche, lentamente la vuelcan como una de las principales entradas de dinero de la chacra.

José Nilson, es uno de los colonos de la zona de Picada Lucero, en la ruta provincial 221, que está cambiando la producción principal en su chacra.

“Hace dos años que comenzamos con la lechería. Antes sólo nos dedicábamos al tabaco. Ahora plantamos tabaco únicamente para la obra social. Estamos empezando de a poco, tenemos ocho vacas lecheras. Queremos aumentar la cantidad de lecheras para ir incrementando la cantidad de litros de leche. Comenzamos con las que teníamos y ahora la intención es cambiar las vacas. Queremos reemplazar las vacas, pero no es fácil porque no disponemos de suficiente ingreso para reemplazar todo así de una vez. Lo vamos a ir haciendo de a poco”, indicó.

Nilson aclaró que no es fácil dedicarse a la lechería porque hay mucho trabajo, pero es más rentable y limpio.
“Ahora se viene el invierno y baja la producción de las vacas. Estamos haciendo silo de maíz para compensar la falta de pastura natural. Tengo tres zanjas que debo cargar y eso me dura para unos tres meses del invierno. El rendimiento es de unos cincuenta litros por día, representa alrededor de unos mil litros por mes. Por eso, con mi familia queremos ir cambiando las vacas por genética lechera. Pero la intención es que en dos años más ésta sea la principal producción de la chacra”, resaltó.

Otro productor que entrega leche en la Cooperativa Las Mercedes, Jorge Diederic también se mostró dispuesto a pasar a un segundo plano la producción tabacalera por la leche.

Al respecto, comentó: “Nosotros hacemos tabaco, todavía es una producción principal en la chacra y además para un colono la obra social es fundamental. Pero la intención es ir dejándolo y dedicarnos de lleno a la leche. Además, hacemos de todo un poco, pollos, cerdos y huevos. Queremos transformar a la lechería como la actividad principal. Ahora tenemos doce vacas en ordeñe. No son vacas de razas lecheras y tenemos que alimentarlas bien para que rindan bastantes litros. Ahora estamos con un promedio de ocho litros por vaca por día”.

Como objetivo Diederic, productor del kilómetro 33 de la ruta 13, dijo que su familia quiere llegar a las veinte vacas en ordeñe. “Con mi señora tenemos una idea de adquirir más vacas y tener esta actividad como principal ingreso como si fuera un noventa por ciento. La idea es llegar a tener unas veinte vacas en ordeñe y con buen rinde, eso sería lo ideal para nosotros y es el sueño que tenemos como familia”, destacó.

Para lograr ese objetivo buscan mejorar las instalaciones y necesitan el apoyo del Estado con créditos accesibles. “Necesitamos mejorar nuestros tambos. Nuestras instalaciones son bastante precarias. No sólo la mía, sino la de otros colonos que también tienen vacas y entregan leche a la cooperativa Las Mercedes. Lo ideal es conseguir un crédito desde el Ministerio del Agro y la Producción que ya solicitamos. Si conseguimos que salga ese proyecto y mejoramos el tambo podremos comprar dos o tres vacas lecheras buenas con mejor rendimiento. Con eso me animo a decir que dejamos en segundo plano el tabaco y nos dedicamos de lleno a la leche”, apuntó.

Para Luis Krampe, colono de Colonia Chafariz, la producción de leche ya es la actividad principal en su chacra. “En nuestra chacra la principal actividad ahora es la lechería. La intención es ampliar la producción y ampliar y mejorar las instalaciones leche, y aumentar la cantidad de litros, mejorando las vacas e incorporando más vientres. Estamos haciendo tabaco para mantener la obra social”.

Con un objetivo proyectado la familia Krampe contó su estrategia de trabajo. “Llegamos a hacer hasta ochenta mil pesos por mes con la leche. Ahora estamos muy por debajo de esos valores porque bajó la producción. Nosotros hacemos el manejo para que nuestras vacas vengan con cría antes del invierno. Así tienen su máximo rinde durante el invierno que son los meses donde el queso tiene el valor más alto de venta.

Para completar las aspiraciones de tener a la lechería como la actividad que le dé más ingresos Luis Krampe tiene que mejorar sus instalaciones. “Tenemos un promedio de doce litros por día por vaca. Nuestras vacas son de las razas jersey y hollando. El tambo tenemos para ocho vacas a la vez. La ordeñadora es de dos bajadas y necesitamos más equipo de ordeñe”, contó.

Por su parte, Claudio Ferrari, uno de los técnicos de la Delegación de Agricultura Familiar Campesina e Indígena (SAFCI) de la Nación que asesora a los productores lecheros, consideró que “la idea no es tornar a todos los colonos en productores de leche. La lechería es una profesión que tiene que tener una preparación y una capacitación. Es un oficio y dentro del proyecto hay un convenio con la EFA San Vicente de Paul donde se está terminando una formación profesional en lechería, y donde hay unos quince productores capacitándose para producir leche”.

En otro punto se mostró en contra de generar más industrias chicas en una zona Ferrari. Por ello, expresó: “El error grave que se comete es aumentar las industrias lecheras en distintos puntos de un mismo municipio. Lo ideal es reforzar las industrias que ya están. Al tener más producción en una planta se optimizan los recursos como inversión, energía, se crean más mano de obra y mejora la calidad de esos trabajadores. Se habla de generar nuevas usinas y es mucho más caro que mejorar las que ya existe. La idea de esta cooperativa es colocar enfriadores en distintos puntos de las colonias de San Vicente para aumentar la cantidad de productores y facilitar el trabajo de recolección de la producción”.

“Para un productor iniciarse en la actividad lechera es muy costoso. Tiene que tener los animales, las instalaciones y los elementos necesarios para ordeñar y mantener la leche. Hoy un enfriador que tiene que comprar, de ciento cincuenta litros por lo menos, tiene un costo de trescientos mil pesos. Hay muchos productores que quieren iniciarse en esta producción y hay demanda, por eso queremos que se capaciten”, consideró el técnico.

En relación al objetivo de la cooperativa Ferrari fue muy preciso. “Con esta cooperativa la intención siempre fue llegar a veinte productores y tornarla una unidad rentable para la chacra. La idea es llegar a que cada uno de esos productores tengan como mínimo diez vacas en ordeñe, más las reposiciones serían unos catorce o quince vientres. Con eso, según los cálculos técnicos, se estaría tornando una actividad rentable y cada vez que aumenten los animales más todavía. Ahora son tres los que ya lograron este objetivo donde la leche ya es la principal actividad de la chacra”.