Afirman que las obras cayeron por dificultades con los protocolos

Desde la Confederación de PyME Constructoras señalaron que “el sector tiene potencial para generar dinámica económica porque arrastra en su cadena a varios grupos”. Estiman que se reducirá el empleo.

06/05/2020 12:39

PREOCUPACIÓN. Los protocolos sanitarios tendrán impacto en los presupuestos de las obras, advierten.

Si bien algunas actividades están exceptuadas desde hace un tiempo, igual presentaron problemas para su total desarrollo en el marco de la pandemia por COVID-19. Tal es el caso de la obra pública y la privada. Es por esta razón que se notó una merma en los niveles de producción; además desde la Confederación de PyME Constructoras de la República Argentina comentaron que -al principio- hubo problemas en el desplazamiento de los operarios ante la falta de protocolos sanitarios claros.

Estiman que en caso de que se extienda la cuarentena la mano de obra seguirá en baja en el país.

Al respecto, el presidente de la Confederación, Enrique Daniel Mafud dijo en diálogo con FM 89.3 Santa María de las Misiones que “la obra pública en particular estaba exceptuada, pero presentaba dificultades”. Detalló que había problemas en el desplazamiento de los operarios y una falta de protocolos sanitarios que se implementen para lograr el trabajo seguro. “Habían caído los niveles de producción hasta tanto se dieron los protocolos que se fueron consensuando con los días”, deslizó.

En relación a la actividad privada, mencionó que la situación es diferente en cada provincia porque depende de lo sanitario y de las condiciones del sistema de salud.

“Hay provincias que han iniciado la actividad y otras todavía no. Entendemos que hay una necesidad laboral muy importante no sólo de los obreros de la construcción sino de los profesionales vinculados al sector, como ser arquitectos, ingenieros, los colegios profesionales. Se está poniendo en evidencia la imperiosa necesidad de retornar a los lugares de trabajo”, enfatizó. Remarcó que “esto debe darse con estricto cumplimiento del protocolo sanitario”.

Aseguró que “la construcción tiene un potencial muy particular para generar dinámica económica porque arrastra en su cadena de valor a industrias, proveedores de bienes y servicios, mano de obra y colegios profesionales. Por eso, apostamos a ser la punta de lanza de esa reactivación que todos anhelamos”.

En lo que refiere a las medidas de seguridad y el impacto que esto genera en las obras, Mafud apuntó que “habrá un impacto en todos los protocolos de presupuestos porque estos contemplan desde la salida del operario de su lugar de trabajo, las condiciones de transporte, el ingreso a la obra, la permanencia y la salida. En cada una de las etapas hay que cumplir con una serie de normativas relacionadas a la higiene personal, el tomado de la temperatura, los equipos de protección; todo eso tiene incidencia en el cuadro de presupuesto”.

Reconoció también que debido al distanciamiento social que se debe cumplir “habrá menos gente produciendo en el mismo espacio, por lo cual la producción caerá. Son situaciones que se deben ir mejorando para ir produciendo”.

En cuanto a la caída de contrataciones, Mafud explicó que según muestran los datos de enero de este año en Argentina había 356 mil operarios de la construcción. “Seguro ese número ha caído -por estas fechas-. El sector debería contar con unos 420 mil puestos de trabajo; es decir que ya se vio una baja en enero y seguro será superior cuando veamos los datos de marzo, abril y en mayo se profundizará más”, dijo.

 

Ayuda a las empresas

Mafud habló sobre la situación financiera de las empresas constructoras y, si bien reconoció que el Gobierno nacional lanzó medidas, estas “llegaron con relativa lentitud”. Nombró que un caso puntual se dio con la asistencia con tasa del 24%. “Fue más fácil adquirir a las PyME que tenían su nómina de personal bancarizada”, subrayó.

De igual manera, señaló que “las firmas que tenían bancarizada su nómina de personal es un número muy inferior al total de las empresas. Por eso, de a poco fueron entendiendo que era una situación conveniente e incorporaron a su personal a las entidades para acceder a esos beneficios”.

Contó que “lamentablemente que se han generado despidos previos a la pandemia. Muchos tenían que ver con falta de puntualidad en los pagos, pero esa gente fue cobrando el fondo de cese laboral y el seguro de desempleo; por lo cual pudo atravesar estos días con esa ayuda”.

También se refirió al posible cierre de empresas y manifestó que “por ahora no tenemos conocimiento de que hayan quebrado en estos días, seguro lo sabremos en algunos meses. Sabemos que están atravesando una crisis importante y que los gobiernos nacional y provinciales hacen grandes esfuerzos para preservar con vida las PyME”.