Lograr las metas pese a las adversidades

Pese a su discapacidad, el posadeño Patricio Vázquez se convirtió en “El señor de la noche, Patri DJ”. “Ese día se prendió una luz que jamas se apagaría”, aseguró el joven, que está eternamente agradecido a su familia, principalmente a sus padres, Demetrio y Roxana.

04/05/2020 18:45

“Me gusta ser DJ como el primer día en el que empecé está carrera”, aseguró Patricio Alejandro Vázquez (23), más conocido como “El señor de la noche, Patri DJ”, y agradeció el constante acompañamiento de su familia. Si bien padece una discapacidad denominada mielomeningoceles e hidrocefalia, “terminé con éxito mis estudios primarios y secundarios. Actualmente soy DJ y diseñador gráfico, aunque no matriculado, porque no tuve la oportunidad de ir a cursar por la falta de movilidad”, aclaró.

Confió que desde muy chico “me gustaba la música y siempre me llamaba la atención lo que un DJ hacía, la forma de mezclar las canciones pero más aún cómo las personas se divertían, bailaban y cantaban con la música del DJ y los videos”. A sus padres le llamó la atención “lo mucho que eso me gustaba, hasta que una tarde de verano, cuando tenía 8 o 9 años, mi papá me trajo una consola y dos reproductores de DVD, que manejaba con una sola mano, la derecha, ya que la mano izquierda sufre de una pequeña atrofia muscular y una espasticidad de pequeñas proporciones”, recordó.

Añadió que su padre le proporcionó esas herramientas “para que yo empezara a probar mi capacidad para pasar música ya que debido a mi discapacidad se acortan las posibilidades de hacer o trabajar en otra cosa, pero como soy un chico que intenta lograr sus metas pese a las adversidades y barreras que el mundo impone, lo intenté un millón de veces. Hubo altos y bajos pero nunca deje de intentarlo hasta que al fin pude lograrlo. Desde ese día se prendió una luz que jamas se apagaría, gracias al esfuerzo de mi papá y mamá”.

Trabaja con su padre, Demetrio Vázquez, que es el animador, y su madre, Roxana Soledad López, fotógrafa y manager. Al equipo se suman sus dos hermanos, Geshua Emanuel y Alexia Nazareth. “A ellos les doy el crédito de mis logros”, aseguró.

Hoy Patricio asegura que “me gusta ser DJ como el primer día en el que empecé está carrera porque mis padres me brindaron las dos cosas más importantes para un DJ: primero las herramientas, y segundo, me proporcionaron la confianza para poder incursionar en este mundo, empezando desde muy abajo. En los comienzos, musicalizando ad honorem las fiestas de vecinos y familiares, participando de esa forma de mis primeras fiestas de quince años, que fueron para chicas de mi barrio y lugares cercanos”. Al poco tiempo de haber comenzado, a Patricio le otorgaron un microcrédito que la Municipalidad de Posadas entregaba a través de Programa de Promoción y Desarrollo Socio Productivo, que estaba a cargo de Claudio Aguilar.

De esa manera, “tuve la oportunidad de agrandar mi discoteca para brindarle un mejor servicio a cada cliente. Mi familia me apoya en todo, me acompaña en cada evento de quince, recepciones, casamientos, fiestas privadas, que tuve el honor de musicalizar y ambientar. Piensan que mientras me guste hacer lo que hago, está todo más que bien, aunque en un momento de mi carrera tuve una recaída en mi salud por lo cual me vi obligado a retirarme por unos meses de las fiestas para evaluar mis condiciones”. Hasta que pudo retomar el ritmo.

Admitió que cuando empezó con la música como DJ, “tuve el placer de trabajar con algunos colegas que me ayudaron, me enseñaron lo necesario, me dieron consejos, me alquilaban luces, sonido. Fui practicando y aprendiendo. Y a medida que iban pasando los años mejoraba un poquito más”.

“Muchos lo ven como trabajo. Para mí ser DJ es un estilo de vida porque aunque no haya eventos, todos los días son buenos momentos para practicar, mezclar música, divertir al barrio durante los fines de semana. Siempre es una buena ocasión para poner música. La música cura el alma. A mi me dio la posibilidad de salir a hacer lo que más me gusta, conocer lugares imperdibles, personas inolvidables. Tuve la oportunidad de recorrer casi todo los salones de Posadas”, celebró.

Patricio quiso tomar las últimas líneas de la nota para “agradecer eternamente y de corazón a las cuatro personas más importantes, sus padres y hermanos: A ellos les doy el crédito de mis logros y son partes significativa de ellos. Les agradezco porque ellos fueron, son y serán siempre mi pilar más fuerte. Los amo…. Gracias atte. El señor de la noche Patri DJ”.