Casi listas las obras de la Unidad de Salud para Inimputables

El edificio comenzó a construirse hace tres años por iniciativa de la Comisión Provincial de Prevención contra la Tortura. Está ubicado en inmediaciones del predio del Hospital en Salud Mental “Dr. Ramón Carrillo”.

29/04/2020 17:07

El proyecto se inició luego que la Comisión Provincial de Prevención Contra la Tortura elevara informes detallando la situación en la que se encontraban las personas declaradas inimputables en la Unidad Penitenciaria I de la localidad de Loreto, a los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial .

El Presidente de la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura de la Provincia de Misiones, Dr. Eduardo Magno Scherer, visitó este lunes la obra de la Unidad de Salud para Inimputables, que se encuentra en su etapa de finalización.

Los avances de obra indican que solo resta la instalación cloacal y el mobiliario interno para su plena puesta en funcionamiento.

Es importante destacar el gran gesto de humanidad que significa esta obra para quienes conforman un grupo de personas olvidadas, marginadas y de extrema vulnerables en la sociedad” Señaló el presidente de la Comisión.

Cabe destacar que las 52 personas que hoy forman parte del grupo de personas declaradas inimputables por la justicia provincial, son personas que padecen trastornos mentales consideradas de riesgo que, debido a la situación de salud psiquiátrica que están atravesando no pueden conocer y entender la criminalidad de sus actos, no pueden dirigir sus acciones.

Seguramente, muchos de ellos han cometido graves delitos, pero debemos entender que son personas, y que por su grado de alteración mental están enfermas, y deben ser tratadas como tales en el ámbito que corresponda, y este ámbito es el de la salud”, explicó Scherer.

El presidente del organismo sostuvo que “en su gran mayoría, estas personas, forman parte de familias de muy pocos y escasos recursos, que no cuentan con los medios económicos para brindarles una asistencia médica como corresponde, que mucho de ellos vienen de lugares de extrema pobreza, abandonados, impedidos de tener acceso a terapias o atención medica profesional, y una vez devenidos en delincuentes, pasan estar encerrados de por vida, o bien, hasta que se pueda demostrar, clínicamente, que ya no son peligrosos para sí o para tercero”.

“Es de suma importancia destacar la creación o la decisión de las autoridades del gobierno de la Provincia de Misiones en propiciar instalaciones adecuadas para el funcionamiento de la Unidad de Salud para Inimputables, esto es un verdadero ‘gesto de humanidad política’, ocupándose, en este caso en particular, de un grupo de personas que forman parte de la más cruenta marginación social, por sus afecciones mentales y, por no haber tenido la suerte u oportunidad de contar con una familia con los recursos económicos suficientes para poder costear costosos tratamientos, y es ahí donde el estado realiza este gesto con marcadas connotaciones humanitarias para darles la contención física y psíquica a este grupo de personas, a los que la ley califica como inimputables”, concluyó.