“No quisiera que a nadie le toque sentir en carne propia el desprecio de las personas”

Misiones registró su segundo paciente dado de alta por coronavirus. Miriam González se recuperó de la enfermedad sin presentar complicaciones y continuará el aislamiento preventivo en su hogar.

28/04/2020 11:06

UNIDOS. Madre e hijo esperaban dejar el aislamiento juntos. (Gentileza Luis Franco)

Luego de negativizar el virus en dos pruebas, Miriam González fue dada de alta y se convirtió en una nueva recuperada por coronavirus en la provincia.

Hasta ayer, la mujer permanecía en aislamiento en el Hospital SAMIC de Iguazú pero finalmente pudo regresar a su hogar para seguir con la cuarentena. Mientras tanto su hijo, Luis Franco, el segundo caso registrado en Misiones, continúa con resultados positivos en sus análisis del virus y lleva 33 días en aislamiento.

En diálogo con FM 89.3 Santa María de las Misiones, Miriam contó cómo vivió la enfermedad y el regreso a su hogar recuperada del virus: “Me siento muy bien y contenta de estar en mi casa después de casi un mes de encierro. Tengo el alta, pero sigo con los 14 días de aislamiento. En mi hogar tengo mis propios utensilios y con mis hijos mantenemos la distancia. A mi nieto más chico, que vivía atrás de mi casa, se lo llevaron a otro lugar porque nos estamos cuidando mucho entre la familia”.

Acerca de todas las fake news que hubo en Puerto Iguazú cuando se confirmó que tanto su hijo como ella tenían coronavirus, indicó que “ni me quiero acordar porque me trae mucha tristeza. Jamás había visto tanto desprecio hacia una persona que tiene esta enfermedad. No quisiera que a nadie le toque sentir en carne propia el desprecio y el insulto de las personas, porque es lo peor que hay. La gente nos insultaba, nos decía de todo, incluso los padres del bebé del cual soy madrina. Era como si fuéramos de otro planeta”.

En cuanto a su hijo, el segundo caso registrado en la provincia y aún en aislamiento en el Hospital SAMIC de Iguazú, Miriam señaló que “Luis está muy bien. Quedó un poco triste porque nos preparábamos para salir juntos. En la primera prueba salimos los dos negativos pero en la segunda a él volvió a darle positivo. Él estaba en otra pieza y con el celular manteníamos una comunicación todo el tiempo. Somos una familia tan unida, nos mezquinamos los unos a los otros. Tengo cuatro hijos y demasiado me querían ver bien”.

En materia de atención médica, precisó que “no tengo palabras para explicar lo bien que nos atendieron, porque nos tocaron muy buenas personas, muy pacientes, tanto los enfermeros como los médicos. Nos trataron como si fuéramos familiares cercanos. Hasta la gente que nos traía la comida. La verdad que me sentía como una reina. Cuando recién me dieron el diagnóstico me sentí muy mal al pensar que debía estar en aislamiento, porque es como estar presa. Al principio, cuando sentí síntomas, pensé que tenía dengue porque en Misiones e Iguazú estaba muy fuerte. Como me dijeron que ante cualquier caso me comunique lo hice y ahí fue cuando se detectó la enfermedad”.

González reflexionó también que, luego de recuperarse de coronavirus, “espero que los misioneros obedezcan la cuarentena y hagan caso a las recomendaciones que conocemos, porque es muy feo pasar por todo lo que yo pasé. Les pido a los vecinos que busquen a Dios, oren mucho. Debemos tener mucha fe y no preocuparnos de lo que está haciendo el otro, no tirarle piedras. Hoy aparecí en el barrio y pareciera que volvió un bicho. Así que pido que nos cuidamos entre todos porque aún no sabemos cómo es esto. En nuestra casa tomamos todas las medidas de prevención y todavía no sabemos cómo se dio el contagio”.

 

A la espera de las nuevas pruebas

Por su parte, el hijo de Miriam González, Luis Franco, segundo paciente con coronavirus en Misiones, sigue en aislamiento en el Hospital SAMIC de Iguazú. A pesar de que se encuentra sin ningún síntoma de coronavirus, los resultados de sus análisis volvieron a dar positivo tras una primera prueba negativa.

En diálogo con PRIMERA EDICIÓN, Luis contó que “le dieron a mi mama el alta, así que ya está en casa descansando. Por mi parte, sigo todavía con el diagnóstico positivo esperando los resultados de un nuevo análisis”.

Respecto a su camino de recuperación de esta enfermedad, aclaró que “las pruebas las volverán a hacer seguramente miércoles o jueves. Así que hay que tener paciencia”.

Desde su diagnóstico y posterior internación, “vamos por los treinta y dos días, así que sigo acá esperando mi momento para tener un alta médica”, añadió ayer Luis Franco.

Sobre la noticia del alta de su madre, explicó que “cuando a ella le dio negativo en el segundo test, ya toda la familia sabíamos y mis hermanos estaban muy contentos. La vinieron a buscar en el hospital y gracias a Dios ya están en casa descansando. Todos estaban muy ansiosos por ella más que por mí, porque mi mamá es una guerrera. Así que todos estamos muy felices”.