Quieren controlar la llegada de argentinos pero no cerrar Ezeiza

El canciller Felipe Solá aseguró que la semana que viene podría cerrar el aeropuerto internacional de Ezeiza para evitar que ingresen más personas al país, en el marco del intento del Gobierno de minimizar el número de contagios por el coronavirus. Más tarde, el presidente Alberto Fernández dejó de lado esa posibilidad. Además, puso como ejemplo la situación en el paso fronterizo de Iguazú.

22/03/2020 22:39

El mandatario abogó anoche porque el ingreso al país de argentinos provenientes al exterior sea “controlado”, al advertir que “si entran de a miles, el sistema sanitario no puede controlarlos”.

“No hablaría de cerrar aeropuertos, sino de dosificar la llegada de pasajeros para que podamos controlar”, dijo el mandatario, durante una entrevista con el canal América, y enfatizó que el objetivo es “cuidar a los argentinos que están” en el país.

En ese sentido, advirtió que se comunicó con el gobernador, Oscar Herrera Ahuad y ejemplificó que por el paso fronterizo entre Iguazú y Foz de Iguazú, en Brasil, “no paran de llegar argentinos“, a raíz de que “los que no consiguen vuelos a Argentina van a Brasil y cruzan por allí”.

Anteriormente, Solá había declarado que “el aeropuerto de Ezeiza va a cerrar la semana que viene”.

En declaraciones a radio Mitre, Solá afirmó que el cierre del aeropuerto está entre las medidas de estudio del presidente Alberto Fernández.

Por su parte, el ministro de Transporte, Mario Meoni, advirtió a través de Twitter: “No está previsto el cierre del Aeropuerto Internacional de #Ezeiza, tampoco hoy está en análisis”.

Fuente: agencias y medios digitales.