Crucero: cerrado hasta nuevo aviso

El 'Colectivero' también cerró sus puertas y no tendrá actividad deportiva, tampoco social, hasta el 31 de marzo debido a la Emergencia Sanitaria. La medida responsable, y necesaria, llega justo cuando el conjunto de Santa Inés encontró el equilibrio en el Federal A.

19/03/2020 18:59

Crucero - estadio Andrés Guacurarí de Crucero del Norte

Foto: Prensa Crucero del Norte

Así como ocurrió en cada una de las instituciones deportivas y distintos organismos en los últimos días, el Club Crucero del Norte también acató las medidas debido a la Emergencia Sanitaria por el brote endémico del dengue y la pandemia del coronavirus y cerró sus puertas hasta el 31 de marzo.

Por medio de su encargado de prensa y a través de sus redes sociales, la entidad colectivera informó el cese de actividades que abarca todas disciplinas deportivas en infantiles, juveniles y plantel principal que, hasta este fin de semana, tuvo acción en el Torneo Federal A.

Tampoco habrá actividades sociales que requieren la presencia de muchas personas. De este modo el gimnasio y otras zonas del predio estarán cerradas, a excepción de los alojamientos que seguirán en funcionamiento.

Si bien este miércoles salió el comunicado oficial del club, las categorías formativas del Colectivero pararon hace ya varios días. El Colectivero fue una de las primeras instituciones deportivas de la provincia en frenar sus actividades incluso antes de que se den a conocer las medidas. El plantel profesional, en tanto, recién paró el domingo debido a que ese día tuvo partido por el Torneo Federal A.

En relación a esta determinación, Gerardo Nitzche, presidente del club, le había dicho a EL DEPORTIVO que “en virtud de la situación que nos toca atravesar somos consecuentes. Es una situación que nos afecta a todas las instituciones deportivas. Todos tenemos que actuar de manera solidaria”.

Este parate arrastra consigo diferentes inconvenientes para el club de Santa Inés. Es que influye en lo económico, pero también en lo deportivo, ya que el plantel de Carlos Marczuk tendrá descanso obligatorio, pero necesario. Justo cuando el equipo se ajustó a la idea y comenzó a levantar vuelo en el certamen.

Parar significará volver casi a cero puesto que, sin entrenamientos, el ritmo se perderá y lamentablemente todo en el momento en el que Crucero encontró el equilibrio que no tuvo en otros pasajes del torneo.

Por contrapartida, y siempre mirando el lado bueno de la situación. Este receso servirá para recuperar a jugadores que arrastraban diferentes molestias como los casos de los mediocampistas Iván Molinas, Nicolás Fassino y Facundo Tello.

Hoy día Crucero del Norte se encuentra en el noveno puesto de la zona 1 y, con 29 puntos. Apenas tres unidades lo separan de la zona de clasificación al Hexagonal, que otorga un ascenso por zona.

El Colectivero viene jugando en un buen nivel y aunque a veces los resultados no acompañaron. El rendimiento del equipo es alentador e invita a soñar con una posible clasificación a la siguiente instancia.

Todavía quedan siete partidos por delante que representan 21 puntos en juego y hay mucho margen para lograr el objetivo. Cualquier cosa puede pasar en este torneo tan cambiante e impredecible.

Mientras cumple con el aislamiento, el plantel colectivero no deja de pensar en su próximo escollo: Defensores de Villa Ramallo.