¡Misiones estará en Tokio 2020!

La posadeña Lourdes Hartkopf (24) es la primera misionera en clasificarse a los Juegos Olímpicos. Junto a la porteña María Belén Tavella, competirá en 470, tras coronarse en el Sudamericano de Mardel, que termina hoy. “Va a ser un sueño estar ahí, una experiencia única”, le dijo ayer a EL DEPORTIVO.

16/02/2020 11:40

La escasa lista de deportistas misioneros en los Juegos Olímpicos sumó en las últimas horas un nuevo nombre. La posadeña Lourde Hartkopf (24) se transformó en la primera atleta de la tierra colorada en clasificarse a Tokio 2020, donde competirá en yachting junto a la porteña María Belén Tavella, en la embarcación 470.

La novedad terminó de confirmarse en los últimos días, en pleno Campeonato Sudamericano, en Mar del Plata. El certamen otorga una plaza para la rama masculina y otra para la femenina. Y entre las chicas, las únicas inscriptas fueron Lourdes y María, después de que la pareja brasilera -principal rival- logrará la clasificación en el Mundial de Japón, el año pasado.

“Va a ser un sueño estar ahí. Me lo imagino como una experiencia única, nunca pensé que iba a estar en un Juego Olímpico, que iba a ir a alguno. Esto me hace muy feliz. Nos va a servir para ganar mucha experiencia”, le dijo ayer la misionera a EL DEPORTIVO, en un parate del Sudamericano, que termina hoy.

Hartkopf nació en Posadas, donde ya de niña se inició en la vela. Cuando terminó la secundaria, partió hacia Buenos Aires para estudiar Comercio Exterior. “Estudié y logré recibirme, pero sin dejar de lado el deporte”, cuenta Lourdes, quien en las competencias representa al Yacht Club Argentino y al Yacht Club Posadas. “No me olvido de los orígenes”, afirmó.

Tavella y Hartkopf participaron el año pasado en el Mundial de Japón, pero no les fue muy bien. Sin embargo, la clasificación de la dupla brasilera les abrió una puerta en busca de plaza sudamericana, que ya está definida en razón de que son las únicas participantes de la rama femenina.

“Esta era la última chance de clasificación. Arrancamos el miércoles en el Club Náutico Mar del Plata. Y ya estamos clasificadas a Tokio, porque no vino ningún otro equipo. Desde hace algunos meses sabíamos que podía suceder”, especificó la misionera.

El sueño olímpico ya es una realidad para Hartkopf, quien reconoce que será difícil cumplir con la siguiente ilusión, la de volverse de Asia con una medalla. “Uno puede soñar, pero la realidad es que es algo muy difícil. Nosotras venimos navegando juntas desde hace dos años, mientras que los equipos que son potencia están juntos hace 10 o 15 años. Ganarles es complicado, pero para nosotras estar ahí ya es todo un premio”, confió.

¿Quiénes son las parejas candidatas a subirse al podio en la rama femenina? “Tenés a Inglaterra, Francia, Polonia, Holanda y España, que es muy fuerte”, responde Lourdes. Justamente por eso, porque el dominio es netamente europeo, es que la dupla argentina ya olímpica planea una suerte de pretemporada en el Viejo Continente antes de Tokio. “Por lo pronto, vamos a volver a entrenar a Buenos Aires, en marzo. Y en abril vamos a correr dos campeonatos en Europa. La idea es que en junio ya estemos en Japón para un campeonato. Y ahí ya quedarnos para el inicio de los Juegos”, planea la posadeña. Tokio 2020 arrancará el viernes 24 de julio y se extenderá hasta el domingo 9 de agosto.

Al regreso de Mardel, Hartkopf continuará con la rutina diaria, que incluye gimnasio por la mañana en el CeNARD y dos horas de navegación por la tarde, todos los días. “En la Clase 470 necesitás de mucha coordinación con tu compañera. Se puede decir que sobre el barco somos una sola persona”, admite.

A meses de cumplir el principal sueño para todo deportista, Lourdes se prepara e ilusiona, siempre sin olvidar la tierra que la vio nacer. “De Misiones extraño la tranquilidad y la familia. Nunca me voy a olvidar que en Posadas aprendí a navegar. Eso es un tesoro para mí”, cerró la timonel que, desde julio, será olímpica.