Siria aprueba resolución que condena el genocidio de los armenios

La decisión del Parlamento sirio se produce tras la escalada de tensión entre Damasco y Ankara en la provincia de Idlib. Entre 1915 y 1923 murieron cientos de miles de personas a manos del imperio Otomano.

13/02/2020 19:34

Se calcula que entre un millón y medio y dos millones de civiles armenios​ fueron perseguidos y asesinados entre 1915 y 1923.

La Asamblea Popular siria aprobó por unanimidad una resolución que reconoce y condena el genocidio del pueblo armenio en el territorio del imperio Otomano a inicios del siglo XX, informó este jueves la agencia SANA.

En el texto del documento se dice que los parlamentarios sirios condenan “cada intento de cualquier parte de negar ese delito y distorsionar la verdad histórica sobre ello, y confirma que es uno de los crímenes contra humanidad más severos y crueles”.

“Expresando su plena simpatía al amistoso pueblo armenio, la Asamblea reconoce que en aquel tiempo los armenios, sirios, asirios y otros fueron víctimas de limpiezas étnicas y masacres sistemáticas por los otomanos“, reza la resolución y llama a los parlamentos y la opinión pública del mundo a reconocer y condenar el genocidio.

Según Armenpress, el documento fue propuesto por la Comisión Parlamentaria de Amistad entre Siria y Armenia. “El reconocimiento es importante, ya que entre los países árabes solo el Líbano ha reconocido el genocidio armenio hasta ahora”, cita la agencia al embajador del país árabe en Yereván, Mohammad Haj Ibrahim.

Se calcula que entre un millón y medio y dos millones de civiles armenios​ fueron perseguidos y asesinados por el gobierno de los Jóvenes Turcos en el Imperio otomano, entre 1915 y 1923.

El comienzo del genocidio se conmemora el 24 de abril de 1915, cuando las autoridades otomanas detuvieron a 235 miembros de la comunidad de armenios en Estambul. En los días siguientes, la cifra de detenidos ascendió a 600.

Una orden del gobierno central estipuló la deportación de toda la población armenia, que no contaba con los medios para subsistir. La marcha forzada de los armenios por cientos de kilómetros, que atravesó zonas desérticas, provocó que la mayor parte de los deportados pereciera víctima del hambre, la sed y las privaciones. Los supervivientes eran robados y violados por los gendarmes que debían protegerlos, con frecuencia acompañados por bandas de asesinos y bandoleros.

Para Turquía, sucesora del Imperio otomano, sigue siendo una cuestión sensible que otros países reconozcan como genocidio las deportaciones y los asesinatos de la población armenia del Imperio otomano a inicios del siglo XX. Ankara acepta que durante este periodo murieron miles de personas, pero se niega a considerar que constituyeran un exterminio organizado.

En diciembre, una resolución similar de la Cámara de Representantes estadounidense provocó un escándalo diplomático entre EE.UU. y Turquía que amenazó con reconocer como genocidio el exterminio de los indígenas norteamericanos. Esta vez, la decisión del Parlamento sirio se produce tras la escalada de tensión entre Damasco y Ankara en la provincia de Idlib.

Enfrentamiento en Idlib

  1. La semana pasada, Erdogan envió tropas adicionales a la región de Idlib y amenazó con atacar a las tropas del Gobierno de Bashar al Assad si a lo largo de este mes no se retiran de los puestos de control turcos en la zona.
  2. Este lunes, un puesto militar turco en el área de Taftanaz, en el noroeste de Idlib, fue bombardeado en un ataque que dejó varios muertos y heridos y del que Ankara responsabiliza a Damasco.
  3. El día siguiente, las fuerzas turcas tomaron represalias atacando 115 objetivos del Ejército sirio, mientras que insurgentes sirios respaldados por Turquía derribaron en la ciudad de Nairab un helicóptero que se cree que pertenece a las fuerzas gubernamentales.
  4. Ese mismo día, Erdogan declaró que Damasco pagará un “precio muy alto” por atacar su puesto de control en Idlib.
    Hoy, reiteró sus amenazas y afirmó que si los soldados turcos sufren daños en Siria, Ankara atacará al Ejército sirio en cualquier lugar “sin estar obligados por [el Memorando de] Idlib y el Memorando de Sochi”, acordado durante la reunión entre Putin y Erdogan en octubre del año.
  5. En respuesta, el portavoz de Putin, Dmitri Peskov, afirmó que Siria ataca en Idlib a los terroristas y no a los civiles y recordó que “la parte turca se comprometió a garantizar la neutralización adecuada de los grupos terroristas en Idlib”

Fuente: Medios Digitales