El IMUSA buscará aumentar las castraciones entre un 30 y 40%

Esperan llevar adelante un trabajo intensivo con los quirófanos móviles en los barrios de Posadas. También están viendo la forma de frenar los abandonos.

31/01/2020 13:36

ADOPCIONES. En el IMUSA siguen entregando a los animales que tienen (imagen Archivo).

Posadas es una de las tres ciudades del país que cuenta con un Instituto Municipal de Sanidad Animal (IMUSA). Las otras dos son Rosario y Buenos Aires y, según destacó a PRIMERA EDICIÓN su director, Gustavo Elizaincín, “somos la única que cumple con todas las normativas establecidas”.

La nueva gestión municipal volvió a confiar en su trabajo y seguirá al frente del Instituto. Contó que para estos cuatro años tiene el objetivo “de aumentar la cantidad de castraciones y bajar la cantidad de animales callejeros. Tenemos proyectos, que ya estamos analizando con la Secretaría de Salud, Medio Ambiente y Desarrollo Humano, para aumentar entre un 30 y un 40% la cantidad de castraciones. Si se puede el 50 por ciento, mejor”.

Para ello “queremos implementar medidas nuevas con los quirófanos móviles: ir e instalarnos cuatro o cinco días en cada barrio, como Villa Cabello, Santa Rita, Las Dolores, Itaembé Miní o Chacra 32-33, por dar algunos ejemplos, hasta recorrer todos, y cuando terminamos las rondas, volver a empezar. Ir de marzo a marzo, dar tres vueltas al circuito si es posible. Este es un modelo que se implementó en una ciudad de la provincia de Buenos Aires y allí bajaron en un 50 por ciento la cantidad de perros callejeros”, indicó.

Hay que tener en cuenta que en el quirófano móvil también se puede vacunar contra la rabia, desparasitar y colocar pipetas contra el mosquito transmisor de la leishmaniasis. Elizaincín detalló que en cuatro años el IMUSA realizó 60 mil castraciones, 63.059 atenciones clínicas, aplicó 59.530 vacunas antirrábicas, realizó 4.769 análisis de leishmaniasis. Respecto a estos últimos, puntualizó que “de cada 10 verificaciones, dos dan positivo, bajó mucho” la incidencia de la enfermedad.

También explicó que una de las preocupaciones que tienen tanto el Instituto como la gestión municipal en general es que “aumentó la cantidad de abandono de animales, hay cuatro o cinco puntos de la ciudad donde se dan frecuentemente. Llevan al animal, que baja contento porque piensa que va a pasear, y allí lo abandonan. Entonces, pedí que se pongan cámaras para captar las patentes (de esos autos) y ver qué podemos hacer”.