CAME y UIA piden ayuda para pagar los aumentos

Las medianas empresas reclamaron diferenciar subas por región y tamaño de PyME. Mientras que los industriales pidieron acceso a créditos.

05/01/2020 18:28

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) reconoció la “necesidad de una recomposición salarial” para la reactivación del consumo, aunque solicitó que los aumentos sean “diferenciales por región, tamaño y tipo de empresa” al igual que la Unión Industrial Argentina (UIA) que apoyó el pago del incremento al sector privado, pero advirtió sobre las dificultades para el financiamiento.

“CAME reconoce la necesidad de una recomposición salarial, fundamental para que se reactive el consumo, aunque solicita que los aumentos sean diferenciales por región, tamaño y tipo de empresa, porque hay sectores más afectados por la crisis”, indicó ayer la entidad en un comunicado.

Según la organización patronal, en base a declaraciones de empresarios, la “mayoría de las PyME estamos pagando dos cuotas del bono de $5.000 -que eran cinco cuotas de $1.000- y ahora el decreto establece un incremento salarial de $3.000 más y $1.000 extras en febrero, y a todo esto hay que sumarle también los compromisos de paritarias”.

En este sentido, la CAME consideró que “los incrementos determinados por el gobierno deberían ser absorbidos no sólo para ‘futuras negociaciones paritarias’ sino también en las escalas vigentes atentos a la coyuntura actual, porque a las pequeñas y medianas empresas les preocupa enfrentar más costos cuando ya la rentabilidad y competitividad están comprometidas desde hace meses”.
Economías regionales en crisis

En tanto el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, afirmó ayer que está “de acuerdo” con el pago del incremento al sector privado, pero advirtió sobre la presión para las economías regionales y las dificultades para el financiamiento.
El también titular de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) sostuvo: “Filosóficamente, estamos de acuerdo. La intención es buena con los sectores más perjudicados en los consumos básicos por los niveles de inflación”.

Sin embargo, cuestionó: “¿Cómo se financia en un país sin acceso al crédito y con las economías regionales bajo presión?”.
En diálogo con Radio Mitre, Funes de Rioja enfatizó: “Planteamos la necesidad de encontrar algún tipo de financiamiento especial a tasas bajas para pagar esto”.

“Hoy no hay financiamiento y hay que propiciar algún mecanismo que les permita pagar los aumentos a las PyME y a las economías regionales”, argumentó el empresario vicepresidente de la UIA.

Contexto

El Gobierno oficializó ayer el aumento de salarios de $4.000 para los trabajadores del sector privado, que serán a cuenta de futuras paritarias, según el Decreto 14/2020 publicado en el Boletín Oficial.

“Se dispone un incremento salarial mínimo y uniforme para todos los trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia del sector privado, que ascenderá a $3.000 desde este mes y, a partir de febrero, se deberá adicionar a dicho incremento la suma de $1.000”, destaca la norma.

Fuente: Agencia Nacional de Noticias Télam