Se dispara el número de muertos por las cada vez más violentas protestas en la India

Manifestantes y policías volvieron enfrentarse este viernes en la jornada más letal en casi dos semanas de protestas que han dejado trece muertos, más de la mitad en los últimos dos días, y unos 4.000 detenidos, a raíz de una polémica ley de ciudadanía.

20/12/2019 20:41

Cinco personas murieron hoy en ciudades del norteño estado de Uttar Pradesh, el más poblado de la India, en el día más mortífero en 12 jornadas seguidas de protestas por ley de ciudadanía para inmigrantes que excluye a los musulmanes.

Miles de personas salieron a las calles de Norte a Sur y de costa a costa de la antigua joya del Imperio británico, un día después de la muerte de otras tres personas por la represión de las manifestaciones.

Las protestas se realizaban pese a restricciones impuestas por las autoridades, que por tercer día prohibieron reuniones públicas de más de cuatro personas y cortaron Internet y los servicios de telefonía móvil en zonas del país.

La ley permite regularizar a inmigrantes indocumentados no musulmanes procedentes de Afganistán, Pakistán o Bangladesh llegados al país antes de 2014, y sus críticos la ven como una amenaza al carácter secular de la India en favor de un Estado hinduista.

En la capital del país, Nueva Delhi, miles de personas se reunieron en las afueras de Jama Masjid, una de las mayores mezquitas del país, después del viernes de oración, para expresar su rechazo a la norma.

La concentración multitudinaria en la que los manifestantes ondearon banderas y alzaron consignas contra la ley se desarrolló en medio de una fuerte presencia policial en los alrededores de la mezquita, informó la agencia de noticias EFE.

Unas 10.000 personas protestaron frente a la Universidad Jamia Millia Islamia de Nueva Delhi, escenario de enfrentamientos el fin de semana pasado en los que según estudiantes la policía hizo un uso excesivo de la fuerza que dejó decenas de heridos.

Los participantes lanzaron una campaña de recolección de firmas para exigir que se revoque la ley, que fue aprobada la semana pasada.

La violencia recrudeció este viernes en Uttar Pradesh, donde dos personas murieron en la ciudad de Meerut, dos más en la vecina Muzaffarnagar y otra en Ferozabad, informaron autoridades hospitalarias citadas por el diario The Hindustan Times.

En la ciudad de Bombay, capital financiera del país, cientos de personas se reunieron frente a la mezquita de Hari Masjid, para hacer sentir su oposición a la implementación de esta ley.

También hubo protestas hoy en Hyderabad, capital del estado de Telangana; Bahraich, Bulandshahr y Muzaffarnagar, en Uttar Pradesh.

En la ciudad de Gorakhpur, en Haryana, la agencia india ANI difundió imágenes de agentes de policía y varias decenas de personas enfrentándose con piedras.

 

 

En la ciudad de Lucknow, capital de Uttar Pradesh, y en todos los distritos del estado se suspendieron los servicios de Internet después de que ayer hubo enfrentamientos en los que murió una persona, dijo el superintendente adjunto de Policía Sonam Kumar.

En la ciudad de Mangaluru, en el estado sureño de Karnataka, donde dos personas murieron durante las protestas de ayer, se impusieron también restricciones al derecho de reunión y cortes de Internet.

Las tres muertes de ayer y las cinco de hoy elevaron a 13 el número de fallecimientos relacionadas con estas protestas.

El jefe de policía de Uttar Pradesh, O.P. Singh, dijo que más de 100 personas fueron arrestadas hoy y que 3.305 fueron detenidas desde ayer.

Autoridades ya habían informado de más de 1.000 detenidos en todo el país desde que comenzaron las protestas.

La ley que despertó las protestas fue presentada en el Parlamento el lunes de la semana pasada por el gobierno del primer ministro nacionalista hindú, Narendra Modi. La enmienda fue aprobada dos días después por las dos cámaras del Parlamento.

En India viven unos 200 millones de musulmanes, que constituyen el 14% de los más de 1.300 millones de habitantes del país.

Fuente: Agencia de Noticias Télam