Ocho años de prisión por matar a un vecino del paraje Loma Verde

Roberto Carlos Amaral (32) y Matías Oscar Amaral (24) pidieron un juicio abreviado al Tribunal de Oberá, por el crimen a garrotazos de Mario Josafat de Cuadra Severo (57).

23/11/2019 20:51

TRIBUNAL. Los magistrados Aguirre, Rivero y Avendaño homologaron el acuerdo de las partes.

Hace un año y cuatro meses, un vecino de Paraje Loma Verde, cerca de Alba Posse, murió a causa de una golpiza que le habían propinado dos sospechosos. En principio quedó detenido el hermano de la víctima y su viuda, pero días después la investigación halló a los verdaderos agresores quienes terminaron procesados por el homicidio de Mario Josafat de Cuadra Severo (57). En estos últimos días cuando estaban a punto de ser juzgados en el Tribunal Penal de Oberá, pidieron un juicio abreviado.

Se trata de Roberto Carlos Amaral (32), y Matías Oscar Amaral (24), quienes se reconocieron como los que participaron en el crimen. Sabían que podían aplicarles una pena de entre 8 y 25 años de prisión por el delito de “homicidio simple” por el que estaban acusados.

A través de su defensa pidieron a la fiscalía ante el Tribunal acogerse a la abreviación del juicio. En el mismo definieron que la pena de ocho años de prisión era adecuada respecto al hecho que debía juzgarse y la situación en la que había ocurrido. El escrito quedó a consideración de los magistrados, quienes finalmente prestaron conformidad.

 

Familiares detenidos y liberados

El hecho ocurrió en la noche del 30 de junio de 2018, en una vivienda ubicada a unos 5.000 metros de la ruta provincial 103. Previamente la víctima había estado en un bar de la zona, en compañía de su hermano y su mujer.

Cuando se les acabo el tiempo y también tal vez el dinero, decidieron partir de ese lugar para dirigirse a sus casas. Josafat de Cuadra regresó solo a su vivienda, en tanto su hermano y su esposa se dirigieron en otra dirección. Iban a regresar más tarde dado que iban a realizar una diligencia.

Fue en ese lapso cuando los Amaral pasaron frente a la vivienda de la víctima, donde este había quedado despierto ingiriendo bebidas. Eran los mismos que habían estado antes en el bar.

Por causas que no trascendieron se detuvieron a hablar y después se desató una discusión en la que Josafat de Cuadra tomó un machete y le provocó un corte a Matías Amaral. Se desató una pelea y en respuesta a la agresión, Roberto Amaral se sumó a la trifulca. Entre ambos los mataron a golpes. La víctima sufrió golpes en la cabeza con un elemento contundente que resultaron fatales.

El dúo escapó del lugar y horas después llegaron a la vivienda el hermano y la mujer de De Cuadra, hallándolo muerto.

A las 3.30 el hermano llegó a la comisaría de Alba Posse a denunciar que habían matado a Mario. Los policías le pidieron al hombre que les indicara dónde estaba la vivienda. Junto con él se desplazaron unos 30 kilómetros desde el pueblo hasta el lugar del crimen.

Tomó intervención el juez de Instrucción de San Vicente, el magistrado Gerardo Casco, quien ordenó la detención preventiva del denunciante y la mujer de la víctima.

La investigación continuó para establecer si efectivamente los detenidos eran los responsables de la muerte de De Cuadra, hasta que supieron que en el hospital local se había ido a atender una persona con cortes de arma blanca. Era Matías Amaral, a quien le consultaron cómo había sufrido las lesiones.

El relato no fue convincente para la policía ni para el juez, hasta que finalmente admitió que junto a su hermano Roberto habían peleado con Josafat de Cuadra. Terminaron detenidos y procesados por el delito de homicidio. En tanto que de forma inmediata fueron liberados el hermano y la mujer de la víctima.

Por estos días ambos ya se encuentran purgando la pena que acordaron con la fiscalía, la cual fue homologada por el Tribunal obereño.