Investigan muerte en una persecución policial

Los policías implicados fueron pasados momentáneamente a disponibilidad. Gendarmería Nacional hará las pericias.

14/11/2019 07:30

Un hombre murió de un disparo en la cabeza en medio de una persecución policial en El Soberbio, en tanto que este miércoles por la noche se investigaban las circunstancias.

El hecho comenzó por la tarde, cuando un oficial subayudante y un cabo con prestación de servicios en el Comando El Soberbio realizaban tareas de inteligencia en una estación de servicios de la zona, a la vera de la ruta Costera 2.

En determinado momento los uniformados, que se trasladaban en un vehículo particular, observaron un Volkswagen Voyage gris. Fuentes cercanas al hecho indicaron que el coche en cuestión había sido vinculado a casos de contrabando.

Al notar la presencia policial, los ocupantes del Voyage habrían intentado escapar a gran velocidad en dirección a los Saltos del Moconá, por lo que se habría iniciado una persecución.

El auto sospechoso ingresó en un camino terrado hacia el paraje San Ignacio, donde aproximadamente a 1.000 metros de la ruta Costera 2 se interpuso otro vehículo, esta vez un Gol Trend.

De acuerdo a las fuentes consultadas, el conductor del Gol habría colisionado de manera intencional al rodado en el que viajaban los policías. Los investigadores intentan dilucidar lo que ocurrió desde allí en adelante.

La versión inicial señala que uno de los ocupantes del Gol apuntó a los policías con un arma de fuego por lo que el oficial, a los fines de preservar su vida y la de su compañero, repelió la acción efectuando disparos con el arma reglamentaria. Producto de la acción el vehículo del policía despistó quedando casi fuera de la ruta, al igual que el que los embistió.

En el trayecto del derrape del Gol se observó un arma de fuego, presumiblemente calibre 38, aunque ese dato también es materia de investigación. Uno de los tres ocupantes del vehículo era Reinaldo Andrade, de 37 años, quien presentaba una herida de gravedad por lo que debió ser hospitalizado.

El hombre falleció en el nosocomio local producto de una herida de arma de fuego en el cráneo.

Este miércoles por la noche y frente a la confusión que reinaba en torno al caso, el juez de Instrucción 3 de San Vicente ordenó que las pericias sean realizadas por personal de Gendarmería.

Hasta el momento fueron incautados un pistolón (cuyo calibre no fue determinado) y un revólver calibre 38 hallado cerca del Gol. También las armas de los dos policías que momentáneamente fueron pasados a disponibilidad mientras se sustancia el sumario administrativo. Los otros dos ocupantes del Gol presentaban lesiones que no revisten gravedad, según las fuentes.